QUÉ ES MÁS IMPORTANTE?

Hace varios días vengo con la intención de escribir algo para estos días tan importantes en el Judaísmo, estos Diez Días De Teshuvá, todas las noches digo: “Mañana después de hacer todo el aseo de mi  casa y después de hacer la comida lo haré”, pero luego entre trabajo, pendientes y demás se me pasa, y nuevamente lo programo, ahhh pero se me acabaron los días!

Era inevitable no escribir algo después de haber escuchado una pregunta mágica…¿Qué es más importante en la vida, ser Feliz o Tener la Razón? Inmediatamente surge una confrontación en mi, porque si digo que ser feliz, a eso se adjunta una serie de caprichos y sueños vanos y otros sueños importantes, pero si digo que es mas importante tener la razón, entonces es algo de maduro, pero suena un poco egoísta también, vaya encrucijada… El rabino Yaakov Lieder me confrontó realmente con esta pregunta, y fue algo que necesitaba justo antes de Yom Kipur (Ya les digo por qué…)

Al no poder responder esta simple pregunta, me llega otra, ahh pero como no se debe perder esa bonita costumbre de responder con otra pregunta;  aparece: ¿Qué era mas importante cuando era niña? Ser feliz o tener la razón? Ohhh inmediatamente respondí en mi mente: “Ser Feliz”, a un niño no le importa tener la razón, solo ser feliz. Un niño olvida todo solo por ser feliz y es feliz con todo lo bueno.

Solo cuando crecemos dejamos de lado nuestro deseo innato de ser feliz por simplemente tener la razón y hasta podemos tomar decisiones basadas en salvar a toda costa nuestro honor en tener la razón, pero si eso implica nunca ser feliz, ahí viene el sinsabor, el agridulce de las cosas que hemos elegido vivir, fracaso tras fracaso, frustración y amargura que va matándonos lentamente por dentro.

Es bueno tener la razón, súper bueno!! Pero eso no siempre es bueno para nosotros, si no eres feliz no sirvió de nada tener la razón, sería fabuloso si pudiera haber un equilibrio entre una cosa y la otra… Pero no siempre lo hay y debes decidirte por una de las dos, ok, yo decidí desde ese entonces Ser Feliz por encima de querer tener la Razón aún sabiendo que casi siempre las mujeres tenemos la razón (jajajajaja perdonen, pero se me “chispoteó”). Me propuse desde ese mismo día serlo y quité todos mis prejuicios, paradigmas y barreras que he puesto para protegerme, y di el primer paso para atar algunos cabos sueltos que tenía con cierta persona, hice mi mayor esfuerzo el resto del año porque todo fuera perfecto, pero no fue posible, tal vez esa otra persona aún prefiere tener la razón antes que ser feliz, y entendí que decidir  ser feliz no implica que vayas a serlo el día que tomas la decisión y menos con la primera persona que quieras experimentar esa nueva ley de vida.

Vale la pena seguirlo intentando con todas las personas? Claro que sí, porque siempre es bueno no dejar de ser niños aunque ya no siempre tengamos la razón, eso nos hace ser muy feliz, así es que hoy no sabía qué ponerme y me puse “Feliz”!!! Pero saben quién está más feliz de mi felicidad que yo misma? Di-s, El es quién quiere que seamos felices siempre, la felicidad está ligada a la vida misma,  y enseñan los jasídicos que estar triste te lleva a hacer cosas incorrectas ante Di-s, inevitablemente en mi mente empecé a cantar: “Mitzvá guedolá liot besimjá tamid…” (es muy meritorio estar siempre alegre).

Pero, ¿Qué sucede si nuestra felicidad en ocasiones se ve truncada por cosas que tenemos pendientes con los demás? Mañana al atardecer empieza Yom Kipur (Día del Perdón) cuando recordamos el Perdón de Hashem hacia nosotros como nación, cuando más limpios y mas tranquilos debemos estar, no puede haber algo en nosotros pendiente contra alguien o de alguien contra nosotros, porque cómo presentarte ante el Creador del Universo a esperar un veredicto de amor y misericordia  hacia nosotros, si nosotros no lo hemos sido con nuestros semejantes? Por eso pienso que el preguntarnos a nosotros mismos si “es mejor ser feliz que tener la razón” llega como anillo al dedo antes de Yom Kipur, porque si para alguno es muy difícil pedir perdón a quien ha lastimado por pensar en el daño al otro, lo remediará al menos pensando en que postergar esa deuda por tener la razón no vale la pena, porque lo que verdaderamente es importante es ser feliz.

Puede que tengas la razón casi siempre, pero eso te hace realmente feliz?

@hannahmajem

Anuncios
Entrada anterior
Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: