TODO LO QUE USTED NECESITA SABER DE LOS “PALESTINOS”

libras esterlinas jerusalem

Libra Estelina que se usaba durante el Mandato Britanico Palestino (Región de Israel, Jordania y Siria), se usaba en ingles, arabe y hebreo porque habian habitantes cristianos, arabes y judios, no solo arabes!

 

En éste estudio presento el verdadero origen e identidad del pueblo árabe comúnmente conocido como “palestinos”, y los muchos mitos difusos acerca de ellos. Este estudio es absolutamente neutral y objetivo, basado únicamente en evidencias históricas y arqueológicas así como en otros documentos, incluso fuentes árabes, y citando declaraciones de autoridades y personalidades islámicas.
Existen muchos mitos modernos -o mas exactamente, mentiras- que podemos oír diariamente a través de los medios de comunicación como si fueran verdades, por supuesto, ocultando la verdad. Por ejemplo, cada vez que se menciona el Monte del Templo o Jerusalem, se recalca que es “el tercer lugar santo para los musulmanes”, pero ¿por qué no se dice nunca que es el PRIMER Lugar Santo de los judíos? ¡La información es evidentemente parcial!
Para hacer éste estudio lo mas comprensible posible, será presentado en dos unidades:
·1) Mitos y evidencias acerca del origen e identidad del pueblo impropiamente llamado palestino;
·2) Mitos y evidencias en relación a Jerusalem y la Tierra de Israel.
Origen e identidad de los palestinos
Los palestinos son el mas reciente de todos los pueblos sobre la faz de la tierra, y comenzaron a existir en un solo día a causa de una especie de fenómeno sobrenatural único en la historia de la humanidad, como es testificado por Walid Shoebat, un ex-terrorista de la OLP que logró reconocer la mentira por la cual estaba luchando y la verdad que estaba combatiendo:
“ ¿Por qué el 4 de junio del 1967 yo era un jordano y de repente al otro día me transformé en un palestino? ”
“A nosotros no nos importaba que hubiera un gobierno jordano. La enseñanza que debíamos lograr la destrucción de Israel era parte definida en nuestro currículum, pero nos considerábamos a nosotros mismos como jordanos hasta que los judíos regresaron a Jerusalem. Entonces improvisamente, todos éramos palestinos – quitaron la estrella de la bandera de Jordania y en un momento tuvimos la bandera palestina”.
“Cuando finalmente me dí cuenta de las mentiras y mitos que me enseñaron, es mi deber como persona honesta desenmascararlos”.
Ésta declaración de un verdadero “palestino” debe tener algún significado para un observador sinceramente neutral. De hecho, no existe una tal cosa como el pueblo palestino, o una cultura palestina, o una lengua palestina, o una historia palestina. Nunca existió un estado palestino, ni ha sido jamás encontrado ningún resto arqueológico o moneda palestina. Los actuales “palestinos” son un pueblo árabe, de cultura árabe, lengua árabe, historia árabe.

Ellos tienen sus propios estados árabes desde donde emigraron a la Tierra de Israel hace aproximadamente un siglo atrás con el fin de contrastar la inmigración judía. Ésta es la verdad histórica. Ellos eran jordanos (otra reciente invención británica, porque jamás existió ningún pueblo conocido como “jordanos”), después de la Guerra de los Seis Días, en la que Israel derrotó en manera categórica y aplastante la coalición de nueve estados árabes y tomó legítimamente poseso de Judea y Samaria, los habitantes árabes de esas regiones experimentaron una especie de milagro antropológico y descubrieron que eran palestinos – algo que no sabían el día anterior. Por supuesto, ésta gente, teniendo una nueva identidad debían construirse artificialmente una historia, es decir, debían robar la historia de algún otro, y el único modo para lograr que las víctimas de tal robo no se quejaran era que éstas no existieran mas. Entonces, los líderes palestinos se arrogaron dos linajes contradictorios de antiguos pueblos que habitaron en la Tierra de Israel: los cananeos y los filisteos. Consideremos ahora ambos antes de proseguir con la cuestión palestina.
Los cananeos:
Los cananeos son históricamente reconocidos como los primeros habitantes de la Tierra de Israel, antes que se establecieran allí los hebreos. De hecho, el nombre geográfico correcto de la Tierra de Israel es Canaán, no “Palestina” (que es una invención romana, como veremos mas adelante). Los cananeos consistían en diferentes tribus, que pueden distinguirse en dos grupos principales: los septentrionales o cananeos de la costa y los meridionales o cananeos de la montaña.
·Los cananeos septentrionales poblaban la costa oriental del Mar Mediterráneo desde la parte sudoriental del golfo de Iskenderun hasta las proximidades del golfo de Haifa. Sus ciudades principales eran Tzur (Tiro), Tzidon (Sidón), Gebal (Byblos), Arvad, Ugarit, y son mas conocidos en la historia por su nombre griego, Fenicios, pero ellos se llamaban a sí mismos “Kana’ana” or “Kinajnu”. No fundaron ningún reino unificado sino mas bien se organizaron en ciudades autónomas, y no eran un pueblo guerrero sino hábiles comerciantes, navegantes y constructores. Los fenicios hablaban el arameo, idioma que adoptaron de sus vecinos semitas, lengua que era estrechamente emparentada con el hebreo (¡no con el árabe!). Fenicios e israelitas no necesitaban intérpretes para entenderse. Les tocó el mismo destino que al antiguo Reino de Israel y cayeron bajo la dominación asiria, luego babilónica, persa, macedonia, seléucida y romana. A través de la historia los fenicios se mezclaron con diferentes pueblos que habitaron en su tierra, principalmente griegos y armenios. Durante la expansión islámica fueron arabizados, sin embargo, nunca fueron completamente asimilados, y su actual nación es el Líbano, erróneamente considerada como un país “árabe”, una etiqueta la el pueblo libanés rechaza. A diferencia de los estados árabes, el Líbano tiene un nombre oficial en estilo democrático-occidental, “República del Líbano”, sin el adjetivo “árabe” que se requiere en la denominación de todo estado árabe. La única mención del término árabe en la constitución libanesa se refiere a la lengua oficial del estado, lo que no significa que el pueblo libanés sea árabe, en la misma manera que el idioma oficial de la Argentina es el español sin que ésto califique a los argentinos como españoles.
Los comúnmente llamados palestinos no son libaneses (aunque algunos de ellos provienen del Líbano ocupado por Siria), por lo cual no son fenicios (cananeos). De hecho, en Líbano los palestinos son “refugiados” y no se identifican con la población local.
·Los cananeos meridionales habitaron en la región montañosa desde el Golan hacia el sur, en ambos lados del Yarden (Jordán) y sobre la costa del Mediterráneo desde el golfo de Haifa hasta Yafo, que es el Canaán bíblico. Consistían en varias tribus de extracciones diferentes: además de los cananeos propiamente dichos, (fenicios), estaban los amorreos, hititas y pueblos hurritas como los jebuseos, heveos y horeos, todos ellos asimilados dentro del contexto arameo-cananeo. Nunca constituyeron un estado unificado ni organizado, sino que se mantuvieron dentro de un sistema de alianzas tribales.
Cuando los primeros hebreos llegaron a Canaán compartieron la tierra pero no se mezclaron, porque era prohibido a la familia de Avraham contraer matrimonio con cananeos. Sin embargo, once de lso doce hijos de Yakov tomaron mujeres cananeas (el otro hijo tomó una egipcia), y desde entonces, las Tribus de Israel comenzaron a mezclarse con los habitantes locales. Después del Éxodo, cuando los israelitas conquistaron la Tierra, hubo algunas guerras entre ellos y los cananeos en todo el periodo de los Sofetim (Jueces), hasta que los cananeos fueron definitivamente sometidos por el Rey David. En aquél tiempo, la mayoría de los cananeos estaban emparentados con los israelitas, otros voluntariamente aceptaron la Torah y pasaron a ser israelitas, otros se unieron al ejército de Israel o de Judá. En efecto, los cananeos son raramente mencionados durante el periodo de los Reyes, generalmente en referencia a sus costumbres paganas que introdujeron entre los israelitas, pero ya no como un pueblo distinto, porque habían sido completamente asimilados dentro de la nación israelita. Cuando los asirios invadieron el Reino de Israel, no dejaron aparte ningún cananeo, pues ya habían pasado a ser todos israelitas en aquél tiempo. Lo mismo sucedió cuando los babilonios deportaron la población del Reino de Judá.
Por lo tanto, el único pueblo que puede trazar un linaje que conduzca hasta los antiguos cananeos son los judíos, no los palestinos, porque cananeos no existían después del siglo 8 a.e.c. y no fueron aniquilados sino asimilados en el pueblo judío.
Conclusión: los palestinos no pueden reclamar ninguna descendencia de los antiguos cananeos – en tal caso, ¿por qué no pretender también los “territorios ocupados” por Siria, es decir, el Líbano? ¿Por qué no hablan el idioma de los antiguos cananeos, que era el hebreo? Porque NO son cananeos!
Los filisteos:
Es del término “filisteo” que el nombre “palestino” ha sido tomado. En realidad, los antiguos filisteos y los modernos palestinos tienen algo en común: ¡ambos son invasores de otras tierras! Ése es precisamente el significado de su nombre, que no es una denominación étnica sino un adjetivo aplicado a ellos: peleshet, del verbo “pelesh”, “secesionistas”, “intrusos” o “invasores”. Los filisteos eran una confederación de pueblos no-semíticos provenientes de Creta, las islas del Egeo y Asia Menor,conocidos también como “Pueblos del Mar”. Las principales tribus eran Shekelesh, Shardana, Tsikel o Thekker, Akhaiusha o Ekwesh, Danauna o Denyen, Masa o Meshuesh, Uashesh, Teresh o Tursha, Keshesh o Karkisha, Lukka o Rukka, y Labu. La patria original del grupo dominante en la federación filistea, o sea los “pelesati”, era la isla de Creta. Cuando la civilización minoica colapsó, también la cultura minoica desapareció de Creta, porque invasores de Grecia tomaron el control de la isla. Estos antiguos que cretenses llegaron al sur de Canaán eran conocidos como “pelishtim” por los hebreos y cananeos (que se aliaron para combatir contra los invasores). También invadieron Egipto y fueron derrotados por el faraón Ramsés III en el siglo 12 a.e.c. Los filisteos estaban organizados en ciudades-estado, siendo el núcleo principal la Pentápolis: Gaza, Ashdod, Ashkelon, Gath y Ekron, y su territorio era sobre la costa del Mediterráneo, un poco mas amplio que la actual “Franja de Gaza” – ¡no la entera Judá, nunca llegaron a conquistar Hevron, Jerusalem o Jericó!
Los Pueblos del Mar que invadieron Egipto fueron expulsados hacia otras tierras del Mediterráneo y no evolucionaron para pasar a ser ningún pueblo árabe, sino que desaparecieron y ya no eran mas reconocibles en tiempos de los romanos. Aquellos que vivían en Canaán fueron derrotados por el Rey David y reducidos a la insignificancia, los mejores guerreros de ellos fueron elegidos por David como su guardia personal. Los filisteos que aún quedaron en Gaza fueron sometidos por Sargón II de Asiria y después de aquél tiempo, desaparecieron definitivamente de la historia. Nunca mas fueron mencionados desde el retorno de los judíos de Babilonia.
Conclusión: no hay una sola persona en el mundo que pueda probar de tener ascendencia filistea, sin embargo, si los palestinos insisten, deben reconocerse a sí mismos como invasores en Israel, y deben reclamar a Grecia que les devuelva la isla de Creta! Los filisteos se extinguieron, y toda alusión a una supuesta relación genética con ellos es completamente falsa pues es históricamente imposible de establecer. En todo caso, reclamar una heredad filistea es inútil pues no puede legitimar ninguna tierra en la cual ellos han sido ocupantes extranjeros y no habitantes nativos. Los filisteos no eran árabes, y la única característica en común entre ambos pueblos es que en Israel deben ser considerados como invasores, los filisteos desde el mar y los árabes del desierto. Ellos no quieren a Jerusalem porque sea su ciudad, que no lo es y nolo ha sido nunca, ellos simplemente quieren quitársela a los judíos, a quienes ha siempre pertenecido por tres mil años. Los filisteos trataron de quitar a los israelitas el Arca del Pacto, los palestinos modernos tratan de quitarles la Ciudad del Pacto.
Los palestinos: No, ellos no son ningún pueblo antiguo, aunque lo digan. Ellos nacieron en un solo día, después de una guerra que duró seis días en 1967 e.c. Si ellos fueran verdaderos cananeos, hablarían en hebreo y reclamarían a Siria que les dé las tierras ocupadas en el Líbano, pero no lo son. Si fueran filisteos, reclamarían la isla de Creta a Grecia y reconocerían que no tienen nada que ver con la Tierra de Israel, y pedirían excusas a Israel por haber robado el Arca del Pacto.
La tierra llamada “Palestina”
En el siglo 2 e.c., el último intento de los judíos de lograr la independencia del Imperio Romano terminó con el famoso evento de Masada, que es históricamente documentado y universalmente reconocido como el hecho que determinó la Diáspora Judía en manera definitiva. La Tierra donde éstos eventos ocurrieron era hasta entonces conocida como la provincia de Judæa, y no existe ninguna mención de algún lugar llamado “Palestina” antes de ése tiempo. El emperador romano Adriano estaba muy enfadado con la Nación Judía y decidió eliminar el nombre de Israel y de Judá de la faz de la tierra, para que no hubiera mas memoria del país que pertenecía a aquél pueblo rebelde. Entonces decidió reemplazar la denominación de aquella provincia romana y recurrió a la historia antigua para hallar un nombre que pudiera ser apropiado, y encontró que un pueblo extinto que era desconocido en tiempos romanos, llamado “filisteos”, habitó una vez en ésa área y eran enemigos de los israelitas. Por lo tanto, según la escritura latina, inventó el nuevo nombre: “Palæstina”, un nombre que sería también odioso para los judíos recordándoles sus antiguos rivales. El emperador hizo ésto con el propósito explícito de eliminar todo vestigio de la memoria de la historia judía. Los antiguos romanos, como los modernos palestinos, han cumplido la Profecía de las Escrituras que declara: “Sobre tu pueblo han consultado astuta y secretamente, y han entrado en consejo contra tus elegidos. Han dicho: ‘Venid, y cortémoslos de ser pueblo, y no haya más memoria del nombre de Israel’.” – Tehilim 83:3-4 (Salmo 83:3-4). Pero fracasaron, porque Israel todavía vive. Toda persona honesta reconoce que no existe mención del nombre Palestina en la historia antes que los romanos re-denominaran la provincia de Judea, que tal nombre no se encuentra en ningún documento de la antigüedad, no se halla escrito en la Biblia, ya sea en las Escrituras Hebreas como en el Testamento Cristiano, ni tampoco en registros asirios, o persas, macedonios, ptolemaicos, seléucidas o otras fuentes griegas, y que ningún pueblo “palestino” ha sido jamás mencionado, ni siquiera por los romanos que inventaron el término. Si los “palestinos” supuestamente fueran los habitantes históricos de la Tierra Santa, ¿por qué no combatieron por la independencia de la ocupación romana como hicieron los judíos? ¿Cómo es posible que ningún líder palestino dirigiendo una revuelta contra los invasores romanos haya sido mencionado en algún documento histórico? ¿Por qué no resulta ningún grupo de rebeldes palestinos, como por ejemplo los Zelotes judíos? ¿Por qué todos los documentos históricos mencionan a los judíos como los habitantes nativos, y también griegos, romanos y otros como extranjeros que vivían en Judea, pero no se nombra ningún pueblo palestino, ni como nativos ni como extranjeros? Es mas, no hay ninguna referencia a algún pueblo palestino en el qur’an (corán), aunque los musulmanes dicen que su profeta estuvo una vez en Jerusalem (un evento que no se menciona en el corán). Resulta evidente que él nunca encontró ningún palestino en toda su vida, ni tampoco sus sucesores. El califa Salahuddin al-Ayyub (Saladino), conoció a los judíos y cortésmente les invitó a establecerse en Jerusalem, que él reconocía como la Patria de ellos, pero nunca vió a ningún palestino… ¡Decir que los palestinos son el pueblo original de Eretz Yisrael no está sólo en contra de la historia secular sino también en contra de la historia islámica!
El nombre “Falastin” que los árabes usan hoy para decir “Palestina” no es un nombre árabe, sino que ha sido adoptado y adaptado del latín Palæstina. ¿Cómo puede un pueblo árabe tener un nombre occidental en lugar de uno en la propia lengua? Porque el uso del término “palestino” para un grupo árabe es solamente una creación política moderna sin ninguna base histórica o étnica, y no indica algún pueblo antes del 1967. Un escritor y periodista árabe declaró:
“Jamás existió una tierra llamada Palestina gobernada por palestinos. Los palestinos son árabes, indistinguibles de los jordanos (otra invención reciente), sirios, iraquíes, etc. Tened en mente que los árabes controlan el 99.9 por ciento del Medio Oriente. Israel representa un décimo del uno por ciento de las tierras. Pero eso es demasiado para los árabes. Ellos quieren poseer todo. Y éste es en definitiva el motivo del conflicto con Israel… No importa cuántas concesiones de territorio los israelíes hagan, nunca será suficiente”. – Joseph Farah, “Mitos del Medio Oriente” –
Tomemos en consideración lo que otros árabes han dicho:
“No existe ningún país que se llame Palestina. ‘Palestina’ es un término inventado por los Sionistas. No hay ninguna Palestina en la Biblia. Nuestro país ha sido por siglos parte de Siria. ‘Palestina’ es ajena para nosotros. Son los Sionistas que han introducido este nombre”. – Auni Bey Abdul-Hadi, líder árabe sirio en la British Peel Commission, 1937 –

“No existe ninguna cosa llamada Palestina en la historia, absolutamente no”. – Profesor Philip Hitti, historiador árabe, 1946 –

“Es de público dominio el hecho que Palestina no es otra cosa que la Siria meridional”. – Representante de Arabia Saudita en las Naciones Unidas, 1956 –

En cuanto a la Tierra Santa, el jefe de la delegación Siria en la Conferencia de Paz de París en febrero 1919 djo:
“La única dominación árabe desde la Conquista en el 635 e.c. apenas duró como tal 22 años”.
Las declaraciones precedentes, hechas por políticos árabes, fueron anteriores al 1967, porque no tenían la mas mínima idea de la existencia de ningún pueblo palestino. ¿Cómo y cuándo ellos cambiaron idea y decidieron que tal pueblo existe? Cuando el Estado de Israel renació en 1948 e.c., los “palestinos” no existían aún, los árabes todavía no habían descubierto ese “antiguo” pueblo. Estaban muy ocupados con el propósito de aniquilar el nuevo Estado Soberano y no tenían intención de crear ninguna entidad palestina, sino solamente distribuir la tierra entre los estados árabes ya existentes. Fueron derrotados. Trataron nuevamente de destruir Israel en 1967, y fueron humillados en sólo seis días, en los que perdieron la tierra que habían usurpado en 1948. En aquellos 19 años de ocupación árabe de Jerusalem, Judea, Samaria y la Franja de Gaza, ni Jordania ni Egipto sugirieron la idea de crear un estado “palestino”, porque los aún inexistentes palestinos jamás habrían reclamado el supuesto derecho de tener un propio estado… Paradójicamente, durante el mandato británico, ningún grupo árabe era llamado “palestinos”, sino los judíos!
Lo que otros árabes han declarado después de la Guerra de los Seis Días:
“No hay diferencias entre los jordanos, palestinos, sirios y libaneses. Somos todos parte de una misma nación. Es sólo por razones políticas que subrayamos con énfasis nuestra identidad palestina… sí, la existencia de una identidad palestina separada sirve sólo por propósitos tácticos. La fundación de un estado palestino es una nueva arma para continuar la batalla contra Israel”. – Zuhair Muhsin, comandante militar de la OLP y miembro del consejo ejecutivo de la OLP –

“Ustedes no representan a Palestina tanto como nosotros. Nunca olviden éste punto: No existe tal cosa como un pueblo palestino, no existe ninguna entidad palestina, existe sólo Siria. Ustedes son parte integrante del pueblo sirio, Palestina es parte integrante de Siria. Por lo tanto somos nosotros, las autoridades sirias, los verdaderos representantes del pueblo palestino”. – El dictador sirio Hafez Assad al líder de la OLP Yassir Arafat –

“Cuando yo vivía en Palestina, todas las personas que yo conocí podían trazar su ascendencia hasta el país de origen del cual vinieron sus bisabuelos. Todos sabían perfectamente que sus orígenes no provenían de los cananeos, pero irónicamente, ésta era una de las materias que nuestra educación sobre el Medio Oriente incluye. ¡El hecho es que los palestinos de hoy son inmigrantes de las naciones vecinas! Yo crecí sabiendo perfectamente que la historia y los orígenes de los palestinos de hoy provenían as de Yemen, Arabia Saudita, Marruecos, cristianos de Grecia, sherkas musulmanes de Rusia, musulmanes de Bosnia, y los vecinos jordanos. Mi abuelo, que era un dignatario en Bethlehem, casi perdió su vida ante Abdul Qader Al-Husseni (el líder de la revolución palestina) después de haber sido acusado de haber vendido tierras a los judíos. El nos sabía decir que su pueblo Beit Sahur (Campos del Pastor) en el distrito de Bethlehem era desierto antes que su padre se estableciera allí con otras seis familias. El pueblo ha crecido ahora hasta 30.000 habitantes”. – Walid Shoebat, un árabe “ex-palestino” –

¿Desde cuándo los “palestinos” viven en “Palestina”?
Según los extravagantes conceptos de las Naciones Unidas, toda persona que pasó DOS AÑOS (!!!) en “Palestina” antes de 1948, con o sin pruebas, es un “palestino”, así como todos sus descendientes. De hecho, los líderes de la OLP demandan el “derecho” de todos los palestinos a regresar a la tierra que ellos ocuparon antes de junio de 1967 e.c., pero se refutan con vehemencia de regresar a la tierra donde vivían sólo 50 años antes, es decir, en 1917 e.c. ¿Por qué? Porque si aceptaran hacerlo, tendrían que establecerse nuevamente en Irak, Siria, Arabia, Libia, Egipto… y sólo un puñado de árabes permanecería en Israel (por Israel se entiende toda la Tierra entre el río Jordán y el Mar Mediterráneo, mas la región del Golan). Es enteramente documentado que los primeros habitantes de Eretz Yisrael eran los pioneros judíos, y no los árabes llamados palestinos. Algunos testigos oculares han escrito sus memorias acerca de la Tierra antes de la inmigración judía:
“No hay ni una aldea solitaria a través de toda la extensión (valle de Jezreel, Galilea); no por treinta millas en cualquier dirección… Uno puede recorrer diez millas en la región sin ver un alma viva. Para experimentar el tipo de soledad que causa tristeza, ven a Galilea… Nazareth es abandono… Jericó yace en desolada ruina… Bethlehem y Bethania, en su pobreza y humillación… desposeídas de toda criatura viviente… Una región desolada cuyo suelo es rico, pero completamente despojado de todo… una expansión silenciosa, lúgubre… una desolación… Nunca vimos un ser humano en todo el recorrido… Difícilmente se ve un árbol o un arbusto en algún lado. Incluso el olivo y el cactus, aquellos amigos del suelo árido e indigno, han desertado… Palestina yace en silicio y cenizas… desolada y desamorada…”. – Mark Twain, “The Innocents Abroad”, 1867 –
¿Dónde se habían escondido los palestinos que Mark Twain no los vió? ¿Dónde estaba aquél “antiguo” pueblo a mitad del siglo XIX e.c.? Por supuesto, los políticos árabes de hoy tratan de desacreditar a Mark Twain e insultarlo y culparlo de racismo. Sin embargo, resulta que había otras personas que no lograron reconocer a ningún palestino en aquellos tiempos, ni antes:
“En 1590 un ‘simple visitante inglés’ en Jerusalem escribió: ‘Nada allí es interesante excepto un poco de las viejas murallas que aún permanecen, todo el resto es matas, espinos y cardos’.”. – Gunner Edward Webbe, Palestine Exploration Fund,  Quarterly Statement, p. 86; de Haas, History, p. 338 –

“la tierra en Palestina carece de gente que pueda cultivar su suelo”. – Thomas Shaw, arqueólogo británico, mediados del s. XVIII –

“Palestina es una tierra arruinada y desolada”. – El conde Constantine François Volney, autor e historiador francés del s. XVIII –

“Los árabes mismos no pueden ser considerados sino residentes temporarios. Plantaban sus tiendas en los campos o construían sus lugares de refugio en las ruinas de las ciudades. No han creado nada allí. Siendo extranjeros en esa tierra, nunca lograron ser los propietarios. El viento del desierto que los llevó allí también un día los llevará a otra parte sin que hayan dejado algún señal de su pasaje”.
– Comentarios de cristianos acerca de los árabes en Palestina en el s. XIX –

“Luego entramos en el distrito montañoso, y nuestros pasos se sentían sobre el lecho seco de un antiguo torrente, cuyas aguas deben haber sido abundantes en el pasado, así como la tenaz y turbulenta raza que una vez habitó esos salvajes montes. Debe haber existido algún cultivo unos dos mil años atrás. Las montañas, o grandes montes rocosos que circundan este pasaje rústico, tienen crestas sobre sus laderas hasta la cima; en estas terrazas paralelas hay aún algo de suelo verde: cuando el agua fluía aquí, y el país era habitado por esa extraordinaria población que, según las Sacras Historias, era numerosa en la región, estas terrazas de montaña deben haber sido jardines y viñedos, como los que vemos hoy a lo largo de las costas del Rin. Ahora el distrito es completamente desértico, y se lo recorre entre lo que parece haber sido muchas cascadas petrificadas. No vimos animales en aquél paisaje rocoso; escasamente una docena de pequeñas aves durante todo el recorrido”. – William Thackeray en “De Jaffa a Jerusalem”, 1844 –

“El país está considerablemente despoblado de habitantes y por lo tanto su mayor necesidad es de presencia humana”. – James Finn, cónsul británico en 1857 –

“Hay muchas pruebas, como antiguas ruinas, acueductos rotos, y restos de viejas rutas, que muestran que el país no ha sido siempre tan desolado como se ve ahora. En la porción de llanura entre Monte Carmel y Jaffa difícilmente se halla alguna aldea o otras señales de vida humana. Hay algunos rudos molinos que han sido arrastrados por la corriente de antiguos torrentes. Un viaje de una hora mas nos llevó a las ruinas de la antigua Cesarea, que un tiempo fue una ciudad de doscientos mil habitantes, y la capital romana de Palestina, pero ahora completamente desierta. A la puesta del sol notamos el puerto desolado, que una vez estaba repleto de naves, y miramos en vano hacia el mar tratando de ver algún barco. En éste que fue un mercado populoso, pleno de rumor del tráfico, reinaba el silencio del desierto. Después de cenar nos reunimos en nuestra tienda como siempre para hablar de los sucesos del día, o de la historia de la localitdad. Sin embargo era triste, cuando me recostaba en la noche, a escuchar el rumor de las olas y a pensar en la desolación a nuestro alrededor”. – B. W. Johnson, en “Young Folks in Bible Lands”, cap. IV, 1892 –

“El área era despoblada y permanecía económicamente muerta hasta la llegada de los primeros pioneros Sionistas en los 1880s, que vinieron a reconstruir la Tierra Judía. El país ha seguido siendo “la Tierra Santa” en la conciencia religiosa e histórica de la humanidad, que la relaciona con la Biblia y la historia del pueblo judío. El desarrollo del país producido por los judíos ha atraído también gran número de otros inmigrantes – judíos y árabes. La ruta que va desde Gaza hacia el norte era sólo un camino usado en el verano apropiado para camellos y carros… Las casas eran todas de barro. No se veían ventanas… Los arados que se usaban eran de madera… Las cosechas eran muy pobres… Las condiciones sanitarias en la aldea [Yabna] eran horribles… Las escuelas no existían… La tasa de mortalidad infantil era altísima… La parte occidental, hacia el mar, era prácticamente un desierto… Las aldeas en ésta área eran pocas y escasamente pobladas. Muchas ruinas de poblados dispersas en el área, porque debido a la difusión de la malaria, muchas aldeas fueron abandonadas por sus habitantes”. – Informe de la British Royal Commission, 1913 –

La lista de viajeros y peregrinos a través de los siglos XVI hasta XIX e.c. que coinciden en dar descripciones similares de la Tierra Santa es muy larga, incluyendo Alphonse de Lamartine, Sir George Gawler, Sir George Adam Smith, Siebald Rieter, sac. Michael Nuad, Martin Kabatnik, Arnold Van Harff, Johann Tucker, Felix Fabri, Edward Robinson y otros. Todos ellos hallaron el país casi vacío, exceptuando las comunidades judías en Jerusalem, Shechem, Hevron, Haifa, Safed, Irsuf, Cesarea, Gaza, Ramleh, Acre, Sidon, Tzur, El Arish, y algunos poblados en Galilea: Ein Zeitim, Pekiin, Biria, Kfar Alma, Kfar Hanania, Kfar Kana y Kfar Yassif. Incluso Napoleón I Bonaparte, habiendo visto la necesidad que la Tierra Santa fuera poblada, tuvo en mente programar un retorno masivo de los judíos de Europa para que se establecieran en el país que él reconocía como de ellos – evidentemente, el emperador no vió a ningún “palestino” reclamando derechos históricos sobre la Tierra Santa, cuyos pocos habitantes eran casi todos judíos.

Además, muchos documentos árabes confirman el hecho que la Tierra Santa era de población y cultura judía a pesar de la Diáspora:
·En 985 e.c. el escritor árabe Muqaddasi se quejaba que en Jerusalem la gran mayoría de la población era judía, diciendo que “la mezquita está vacía y sin adoradores…”.
·Ibn Khaldun, uno de los más acreditados historiadores árabes, en 1377 e.c. escribió:
“La soberanía judía en la Tierra de Israel dura por mas de 1400 años… Fueron los judíos que implantaron la cultura y las costumbres del asentamiento permanente”.
Después de 300 años de dominación árabe en la Tierra Santa, Ibn Khaldun testificó que la cultura y las tradiciones judías eran todavía dominantes. En aquél tiempo no había ninguan evidencia de raíces o cultura “palestinas” .
·El historiador James Parker escribió: “Durante el primer siglo después de la conquista árabe [670-740 e.c.], el califa y los gobernnadores de Siria y la Tierra [Santa] reinaban enteramente sobre súbditos cristianos y judíos. Aparte de lso beduinos en tiempos precedentes, los únicos árabes al oeste del Jordán eran los de las guarniciones”.
Aún cuando los árabes dominaron la Tierra desde el 640 e.c. hasta el 1099 e.c., nunca fueron la mayoría de la población. Casi todos los habitantes eran cristianos (asirios y armenios) y judíos.
Si los documentos históricos, comentarios escritos por testigos oculares y declaraciones de los estudiosos árabes de mayor prestigio no son aún suficientes, citemos entonces la mas importante autoridad para los árabes musulmanes:
“Entonces Nosotros [Alá] dijimos a los Hijos de Israel: ‘habitad seguramente en la Tierra Prometida. Y cuando la última admonición pasará, os reuniremos allí en gran multitud’.”. – Qur’an 17:104 –
Todo musulmán sincero debe reconocer la Tierra que ellos llaman “Palestina” como la patria Judía, según el libro que ellos consideran ser el más sagrado y la última revelación de Alá.

Continuidad de la presencia judía en la Tierra Santa
Siempre que se trata la cuestión de la población judía en Israel, se da por sabida la idea que los judíos están “regresando” a la propia Patria después de dos milenios de exilio. Es verdad que tal es el caso de la mayoría de los judíos, pero no de todos ellos. No es correcto decir que la entera nación judía estaba en el exilio. El largo exilio, conocido como Diáspora, es un hecho documentado que prueba la legitimidad del reclamo judío de la Tierra de Israel, y fue la consecuencia de las Guerras Judaicas de independencia del Imperio Romano. Si los “palestinos” supuestamente fueran los habitantes históricos de la Tierra Santa, ¿por qué no lucharon por la independencia de la ocupación romana como hicieron los judíos? ¿Cómo es posible que ni siquiera un solo líder palestino dirigiendo una revuelta contra los invasores romanos sea mencionada en ningún documento histórico? ¿Por qué no se habla de ningún grupo revolucionario palestino, como por ejemplo los Zelotes judíos? ¿Por qué todos los documentos históricos mencionan a los judíos como los habitantes nativos, y griegos, romanos y otros como extranjeros residentes en Judea, pero ningún pueblo palestino, ni como nativo ni como extranjero? Después de la última guerra judaica en el s. 2 e.c., el emperador Adriano saqueó Jerusalem en el 135 e.c. y le cambió el nombre por Ælia Capitolina, y el nombre de Judæa por Palæstina, para eliminar la identidad judía de la faz de la tierra. La mayoría de los judíos fueron expulsados de su propia Tierra por los romanos, hecho que determinó el inicio de la grande Diáspora. Sin embargo, pequeños grupos de judíos permanecieron en la provincia que fue denominada “Palestina”, y sus descendientes habitaron en el propio país continuamente a través de generaciones hasta que los pioneros Sionistas comenzaron el retorno en masa en el s. XIX. por lo tanto, el reclamo judío de la Tierra de Israel es justificado no sólo en base a la antigua Promesa Bíblica, sino también por una presencia permanente de judíos como la única comunidad étnica autóctona existente en la Tierra Santa. A través de los siglos y bajo diferentes dominaciones, los judíos “palestinos” nunca se sometieron a la asimilación sino que conservaron su identidad espiritual y cultural, así como las relaciones con otras comunidades judías en el Medio Oriente. El continuo flujo de judíos Mizrachim (orientales) y Sefaradim (mediterráneos, españoles) hacia la Tierra Santa contribuyó a mantener la existencia de la población judía en el área. Ésta presencia judía permanente en la impropiamente llamada Palestina precede de muchos siglos a la llegada del primer conquistador árabe.
Aún cuando Jerusalem fue declarada prohibida para los judíos en diferentes periodos (desde que los romanos prohibieron a todos los judíos entrar en la Ciudad), muchos de ellos se establecieron en las inmediatas proximidades y en otros poblados y aldeas de la Tierra Santa. Una comunidad judía se estableció en el Monte Sión. El dominio romano y luego bizantino fueron opresivos; a los judíos fue prohibido hacer oraciones en el Kotel, donde estuvo el Santo Templo. Los persas sasánidas tomaron el control sobre Jerusalem en el 614 e.c. aliados con los judíos locales, pero cinco años mas tarde la Ciudad cayó nuevamente bajo control bizantino, aunque efímeramente porque en el 638 e.c. Jerusalem fue capturada por el califa Omar. Ésa fue la primera vez que un líder árabe puso el pie en la Ciudad Santa, habitada por pueblos no-árabes (judíos, asirios, armenios, griegos y otras comunidades cristianas). Después de siglos de opresión romano-bizantina, los judíos dieron la bienvenida a los conquistadores árabes con la esperanza que sus condiciones mejorasen. los árabes encontraron una fuerte identidad judía en Jerusalem y alrededores; los judíos vivían en todo distrito del país y en ambos lados del Jordán. De hecho, los “palestinos” que habitaban históricamente en la Tierra Santa no eran otros que los mismos judíos! Ciudades como Ramallah, Jericó y Gaza eran enteramente judías en aquél tiempo. Los árabes, no teniendo ningún nombre en la propia lengua para denominar ésta región, adoptaron el nombre latino “Palæstina”, que tradujeron al árabe como “Falastin”.
Los primeros inmigrantes árabes que se establecieron en la impropiamente llamada Palestina – o, según la moderna concepción de la ONU, los primeros “refugiados palestinos” – eran judíos árabes, es decir nabateos que habían adoptado el judaísmo. Antes del islam, centros prósperos como Khaybar y Yathrib (re-denominada Medina) eran ciudades judío-nabateas. Cuando había carestía en el país, la gente se dirigía a Khaybar; los judíos siempre tenían frutos, y sus campos producían y eran irrigados con abundancia de agua. Cuando las hordas musulmanas conquistaron la Península Arábiga, toda esa riqueza fue reducida a ruinas; los musulmanes perpetraron masacres contra los judíos y los reemplazaron con masas de fellahin ignorantes sometidos a la nueva religión. Los sobrevivientes debieron escapar y refugiarse en la Tierra Santa, principalmente en Jericó y Dera’a, a ambos lados del Jordán.
Los califas árabes (omeyas, abasidas y fatimidas) controlaron la Tierra Santa hasta el 1071 e.c., cuando Jerusalem fue capturada por los turcos selyúcidas, y después de ése momento, nunca mas cayó bajo dominación árabe. Durante todo ése periodo, los árabes no establecieron ninguna estructura social permanente, sino se limitaron a gobernar sobre los habitantes nativos no-árabes, cristianos y judíos. Todo observador honesto notará que los árabes dominaron la Tierra Santa tres siglos menos que cuanto dominaron España!
En el 1099 e.c., los cruzados europeos conquistaron la impropiamente llamada Palestina y establecieron un reino que fue políticamente independiente, pero nunca desarrollaron una identidad nacional; era sólo una guarnición militar de la Europa “cristiana”. Los cruzados eran perversos y trataron por todos los medios de eliminar toda expresión de la cultura judía, pero todos sus esfuerzos terminaron sin éxito. En el 1187 e.c., los judíos participaron activamente con Salah-ud-Din Al’Ayyub (Saladino) contra los cruzados en la conquista de Jerusalem. Saladino, que fue el mas grande conquistador musulmán, no era un árabe sino un curdo. Los cruzados tomaron Jerusalem nuevamente desde 1229 hasta 1244 e.c., cuando la Ciudad fue capturada por los jwarezmios. Siguió un periodo de caos y de invasiones mongolas hasta el 1291 e.c., cuando los mamelucos completaron la conquista de casi todo el Medio Oriente y pusieron su capital en El Cairo, Egipto. los mamelucos eran originalmente mercenarios del Asia Central y del Cáucaso empleados por los califas árabes; una mezcolanza de pueblos cuyo contingente principal era compuesto por cumanos, una tribu turca conocida también como kipchak, relacionada con los selyúcidas, kimaks y otros grupos. Se caracterizaban por su comportamiento ambiguo, porque los mercenarios cumanos frecuentemente servían ejércitos enemigos contemporáneamente. Los soldados mamelucos aprovecharon del momento propicio para tomar el poder para sí mismos, y aún cuando fueron despojados de su dominio, siguieron siendo empleados como guerreros por los sultanes otomanos y últimamente por Napoleón Bonaparte.
En el 1517 e.c., Jerusalem y toda la Tierra Santa fueron conquistados por los turcos otomanos y permanecieron bajo éste dominio por cuatro siglos, hasta el 1917 e.c., cuando los británicos capturaron Jerusalem y establecieron el “Mandato de Palestina”. Fue el fin del Imperio Otomano, que hasta entonces poseía todos los que ahora son países árabes. De hecho, desde la caída del califato abasida en el 945 e.c., no existió ninguna entidad política árabe en el Medio Oriente por un milenio!
A inicios del siglo XX e.c., la población de Judea y Samaria –impropiamente llamada “Cisjordania”– contaba con menos de 100.000 habitantes, de los cuales la mayoría eran judíos. Gaza no tenía mas de 80.000 habitantes “nativos” en el 1951, a la conclusión de la Guerra de Independencia de Israel contra todo el mundo árabe. Gaza fue ocupada por los árabes: ¿Cómo es posible que en sólo 50 años haya crecido de 80.000 a mas de un millón de personas? ¿Son todos esos árabes de Gaza tan hábiles para procrearse en manera sobrenatural? La inmigración masiva es la ÚNICA explicación plausible para tal crecimiento demográfico. La ocupación árabe entre el 1948 y el 1967 constituyó una gran oportunidad para los líderes árabes para promover la inmigración masiva de “palestinos” (una mezcolanza de inmigrantes árabes) en Judea, Samaria y Gaza de todo país árabe, principalmente de Egipto, Siria, Líbano, Irak y Jordania. De hecho, desde 1950 hasta la Guerra de los Seis Días, bajo dominio Jordano, fueron fundados más de 250 asentamientos árabes en Judea y Samaria. La reciente construcción de las casas árabes resulta demasiado evidente en base a los materiales usados para construirlas: cemento armado y bloques. El gobierno israelí admite de haber permitido a mas de 240.000 trabajadores entrar en Judea y Samaria a través de la frontera con Jordania desde la Conferencia de Oslo ‒ sólo para permitirles de establecerse en esos territorios como colonos árabes. El número real es probablemente mayor. Si cientos de miles de trabajadores inmigrantes del Medio Oriente están llegando a Judea, Samaria y Gaza, ¿por qué se requiere a Israel de darles trabajo? En realidad es el contrario, está ayudando económicamente ésta gente que se rehúsa de aceptar la ciudadanía israelí o jordana; Israel está sólo atrayendo mas inmigrantes. Arabia Saudita en un solo año expulsó mas de 1.000.000 de inmigrantes sin ciudadanía. Basta que alguno piense que todos ellos son “palestinos”, considerando la definición de “palestino” según las Naciones Unidas: todos los árabes que han pasado DOS AÑOS en “Palestina” antes del 1948, y sus descendientes ‒con o sin alguna prueba o documento‒. Ésta definición fue específicamente designada para incluir colonos inmigrantes árabes (¡no colonos judíos!).

La perfidia británica
La restauración de la Tierra desolada y desierta inició en la última mitad del s. XIX con la llegada de los primeros pioneros judíos. Su trabajo creó nuevas y mejores condiciones y oportunidades, que a su vez atrajeron inmigrantes de muchas partes del Medio Oriente, principalmente árabes pero también circasianos, curdos y otros. La Declaración de Balfour del 1917, confirmada por la Liga de Naciones, encargó al gobierno británico (que tomó el control de la Tierra Santa después de haber derrotado a los turcos otomanos) al principio que “el gobierno de Su Majestad vé con favor el establecimiento en Palestina de la Patria Nacional Judía, y usará sus mejores esfuerzos para facilitar el logro de tal objetivo”. Fue especificado sea que ésta área sería abierta para “asentamiento judío” sea que los derechos de los habitantes ya residentes en el país serían preservados y protegidos. El “Mandato de Palestina” ‒como fue denominada la tierra ocupada por los británicos‒ originalmente incluía todo lo que es hoy Jordania, así como todo Israel, y los impropiamente llamados “territorios” entre ambos (?) ‒en realidad, el río Jordán y el Mar Muerto son el único “territorio” entre Israel y el Reino Hachemita‒.
Sin embargo, los intereses políticos y económicos de la Gran Bretaña en Arabia se transformaron rápidamente en una vergonzosa política anti-judía. El gobierno británico progresivamente limitó la inmigración judía. En 1939 la admisión de judíos para entrar en la Tierra Santa fue terminada. En el momento que los judíos de Europa tenían la mayor necesidad de refugio, los británicos les negaron de llegar a la Tierra que era la única esperanza de liberación de las atrocidades de la Shoah. ¡Sí, el gobierno británico no es menos culpable que la Alemania nazi por la Shoah! Contemporáneamente, los británicos permitieron e incluso fomentaron la inmigración masiva e ilegal en las tierras al oeste del río Jordán desde los países árabes. Sucesivamente, todas las tierras del Mandato de Palestina al este del río Jordán fueron entregadas a los árabes y se creó el estado títere de “Trans-Jordania”, nombre que luego fue cambiado por “Jordania” después que los árabes ocuparon el lado occidental en 1948. No existía ningún nombre árabe tradicional o histórico para ésta tierra, entonces fue llamda en base al río que marcaba la frontera occidental (que luego fue incluido, hasta junio del 1967). Con éste acto político, que violó las condiciones de la Declaración de Balfour y el Mandato, los británicos robaron mas del 75 % de la Patria Nacional Judía. A ningún judío fue jamás permitido residir en la parte oriental del río Jordán. Quedaba entonces menos del 25 % del Mandato de Palestina, y aún de éste remanente, los británicos violaron los requisitos establecidos por Balfour y el Mandato para la creación de la “Patria Nacional Judía” y del “asentamiento judío”. Progresivamente restringieron el área donde los judíos podían comprar tierras, vivir, edificar, cultivar o trabajar. Después de la Guerra de los Seis Días en 1967, Israel pudo finalmente establecerse en las tierras que habían sido prohibidas a los judíos por los británicos. Los gobiernos británicos sucesivos regularmente condenaron los asentamientos judíos como “ilegales”. De hecho, fueron los británicos que actuaron ilegalmente prohibiendo el acceso a los judíos a la Patria Nacional Judía! Para concluir vergonzosamente, cuando se llevó a cabo la votación en la ONU para la creación del Estado de Israel el 29 de noviembre de 1947, el Reino Unido SE ABSTUVO. Israel fue reconocido por la URSS, los países comunistas, los EE.UU. y Filipinas. Cuando los británicos debieron irse de la Tierra Santa, dejaron sus armas en manos de los árabes ‒ mientras que prohibieron a los judíos de poseer armas, las cuales debían tener clandestinamente para defenderse del inminente ataque de los árabes, en los cuales los británicos resultarían “desligados” y libres de toda responsabilidad…

Fuente http://www.imninalu.net/myths-pals.htm

Adolescente israelí que vio la 3ra Guerra Mundial y el Mesias


En el fin de año judio, el pasado septiembre si pasó algo, un joven de 15 años estuvo por 15 minutos teniendo una experiencia sobrenatural donde le fue revelada la Tercera Guerra Mundial y su lider, tambien la recompensa a las personas que obedezcan los mandamientos de la Torah, la llegada del Mesias… La tercera guerra está muy cercana y todo es para ir por Israel, lo que siempre he dicho, primero el mundo pelea entre ellos y luego se unen para pelear contra Israel. Miren el video con audio en español.

Parte 1

Parte 2

Parte 3

 

ESTE ES EL TIEMPO DE PONERSE DEL LADO CORRECTO DE LA TERCERA GUERRA MUNDIAL

Estas cosas me generan sentimientos encontrados, primero me da mucha tristeza e impotencia, pero tambien me da alegria porque tenemos un Elohim que no miente y que se encargará de vengar todo este daño que el mundo le hace a Israel, REPARTIR LA TIERRA de nuestro Creador es algo que enciende la ira divina, porque no es la tierra de gentiles, se la dio a Israel y el Eterno es el dueño de esa tierra, la guerra mundial al final de los tiempos no la va a generar ISIS directamente, las va a generar la intervención de los gentiles en las fronteras de Israel, recordemos que ISIS declaró que su objetivo final es Israel, así que todo lo que vemos tiene que ver con la tierra de Israel, el Eterno hará que se reunan las naciones en Israel para allá aniquilarlas a causa de la ira que le provocaron, leamos la profecía de Joel 3:

“Porque he aquí que en aquellos días y en aquel tiempo,
cuando yo restaure el bienestar de Judá y Jerusalén,
reuniré a todas las naciones,
y las haré bajar al valle de Josafat.
Y allí entraré en juicio con ellas
a favor de mi pueblo y mi heredad, Israel,
a quien ellas esparcieron entre las naciones,
y REPARTIERON MI TIERRA.
También echaron suertes sobre mi pueblo,
cambiaron un niño por una ramera,
y vendieron una niña por vino para poder beber.

Además, ¿qué tenéis que ver conmigo, Tiro, Sidón y todas las regiones de PALESTINOS? ¿Os queréis vengar de mí? Si de esta manera os vengáis de mí, bien pronto haré volver vuestra venganza sobre vuestra cabeza. Por cuanto habéis tomado mi plata y mi oro, y os habéis llevado mis valiosos tesoros a vuestros templos, y habéis vendido los JUDIOS y Jerusalén a los griegos para alejarlos de su territorio, he aquí, yo los levantaré del lugar donde los vendisteis, y devolveré vuestra venganza sobre vuestra cabeza. También venderé vuestros hijos y vuestras hijas a los JUDIOS y ellos los venderán a los sabeos, a una nación lejana–porque Hashem lo ha dicho.

Proclamad esto entre las naciones:
Preparaos para la guerra, despertad a los valientes;
acérquense, suban todos los soldados.
Forjad espadas de vuestras rejas de arado
y lanzas de vuestras podaderas;
diga el débil: Fuerte soy.
Apresuraos y venid, naciones todas de alrededor,
y reuníos allí.
Haz descender, oh SEÑOR, a tus valientes.
Despiértense y suban las naciones
al valle de Josafat,
porque allí me sentaré a juzgar
a todas las naciones de alrededor.
Meted la hoz, que la mies está madura;
venid, pisad, que el lagar está lleno;
las tinajas rebosan, porque grande es su maldad.
Multitudes, multitudes en el valle de la decisión.
Porque cerca está el día de Hashem en el valle de la decisión.
El sol y la luna se oscurecen,
y las estrellas pierden su resplandor.
Hashem ruge desde Sion
y desde Jerusalén da su voz,
y tiemblan los cielos y la tierra.
Pero Hashem es refugio para su pueblo
y fortaleza para los hijos de Israel.

Entonces sabréis que yo soy Hashem vuestro Elohim,
que habito en Sion, mi santo monte.
Y Jerusalén será santa (apartada para El),
y los extranjeros (gentiles) no pasarán más por ella.”

Estamos muy cerca de esta redención, miren lo que está pasando en el mundo: Esto sale en http://www.enlacejudio.com/2015/11/25/en-medio-de-ola-de-terror-la-onu-adopta-seis-resoluciones-todas-contra-israel/

“Una resolución condenó al Estado judío por retener los Altos del Golán, exigiendo a Israel entregarlos al régimen sirio.
La adopción de la resolución – por 105 votos contra 6 y 56 abstenciones – suscitó cálidas palabras de elogios por parte del Embajador de Siria en la ONU Bashar Jaafari, quien expresó su “sincero agradecimiento y gratitud” a la ONU por su resolución del Golán, y sin ningún sentido de la ironía acusó a Israel de “políticas asesinas de ocupación”, “expansión”, “racismo” y “agresión”.
Otro voto – que pasó con 153 votos a favor y 7 en contra – afirmó que Israel no tiene “ningún derecho” a “imponer” su soberanía sobre “la Ciudad Santa de Jerusalem”.
“Es asombroso”, dijo Neuer. “En momentos en que el régimen sirio está masacrando a su propio pueblo, ¿cómo puede la ONU llamar a que más gente se someta al régimen de Assad? El momento es moralmente irritante y lógicamente absurdo”.
“Lo que también es indignante es que estas resoluciones afirman preocuparse por los palestinos, sin embargo, la ONU demuestra ser ajena a los cientos de palestinos que siguen siendo sacrificados, mutilados y expulsados por las fuerzas de Assad”, continuó.
Neuer acusó a la Asamblea General de estar secuestrada por una “mayoría automática” de dictaduras ferozmente anti-israelíes.”

Hasta los rabinos están hablando de la Tercera Guerra Mundial 

Señal Económica para Israel antes de la guerra con Amalec

11219036_908738785889856_6138866040507755625_n

Cuando va a llegar un momento de angustia para Israel, el Padre prepara a algunas personas para asegurarse de que su pueblo pueda ser sustentado, ocurrió con Yosef, con la Reina Ester… Nos toca a nosotros estar atentos a ese salvavidas anticipado que manda el Eterno. Por qué desechar el despertar a la Torah que se está levantando? Por qué despreciar las señales económicas? La Torah enseña que antes de que se levante Amalec a destruirnos se habla del aspecto económico.

Este tiempo de Boicot contra Israel nos muestra que la historia se repite como en tiempos antiguos y también en tiempos como en la época de Egipto, en tiempos intermedios como la Edad Media en las fechas anteriores a la Inquisición y en tiempos no tan antiguos como en la Europa Nazi, así se precede el Antisemitismo, no es casualidad que antes de un tiempo de angustia siempre se levanten conspiraciones antisionistas y se resuciten los FALSOS “Protocolos de los Sabios de Sion” (la carta de navegación de grupos terroristas islamicos, de antisionistas, propalestinos… donde se ha engañado la gente por años vinculando a los judíos con el dominio mundial de la economía y cosas similares.

Miren la secuencia, antes de que se levante Amalec se habla de finanzas, y al final se debe librar una lucha:

“No tendrás en tu bolsa pesas diferentes, una grande y una pequeña. No tendrás en tu casa medidas diferentes, una grande y una pequeña. Tendrás peso completo y justo; tendrás medida completa y justa, para que se prolonguen tus días en la tierra que Hasehm tu Elohim te da. Porque todo el que hace estas cosas, todo el que comete injusticia, es abominación para Hashem tu Elohim. Acuérdate de lo que te hizo Amalec en el camino cuando saliste de Egipto, cómo te salió al encuentro en el camino, y atacó entre los tuyos a todos los agotados en tu retaguardia cuando tú estabas fatigado y cansado; y él no temió a Elohim. Por tanto, sucederá que cuando Hashem tu Elohim te haya dado descanso de todos tus enemigos alrededor, en la tierra que Hashem tu Elohi te da en heredad para poseerla, borrarás de debajo del cielo la memoria de Amalec; no lo olvides.” (Dt 25.13-19)

Despierta Israel!!!

EL VATICANO CREÓ EL ISLAM, POR ESO AL FINAL DE LOS TIEMPOS SE UNIRÁ EL ISLAM CON EL CRISTIANISMO EN EL “CRISLAM”.

maxresdefault

Alberto Rivera, ex-jesuita, ya fallecido, hizo unas controversiales declaraciones donde expone el lado oscuro del Vaticano y sus planes con el mundo. Hoy vemos en las noticias como en los enfrentamientos entre musulmanes y cristianos mueren millares de personas, en los cuales los musulmanes son los mas fortalecidos. Alberto fue parte de la maquinaria del Vaticano y finalmente un desertor del sistema que le dio la muerte. Lo siguiente son unas declaraciones de Alberto Rivera:

En el siglo cuarto de nuestra era, multitudes en áreas rurales oían acerca de “hombre santo” en Roma (el Papa) quien había reemplazado a los césares. El tenía un ejército extraño de curas, monjes y monjas que ayunaban, rezaban y ayudaban al pobre. La gente miraba a los seguidores de este hombre (el Papa) con temor y respeto.

En Argelia, en el Norte de África, en el año 354 E.C., una devota madre Católica Romana dio a luz a un hijo. Su nombre era Agustín. Agustín era un genio y eventualmente se convirtió en “santo” de la religión Católica Romana. El fue el Obispo del África Romana. Este fiel líder Católico Romano es uno de los “Padres” de la Iglesia Católica Romana. Agustín escribió dos obras famosas “La Ciudad de Dios” y “Confesiones” cuales, desconocidas para el mundo Árabe, han grandemente afectado sus vidas por siglos.

Agustín estaba ocupado ganando creyentes Árabes para el Catolicismo Romano, incluyendo tribus completas. Al tiempo, espías fueron enviados a esos nómadas remotos quienes rechazaban el Catolicismo. Ellos difundieron la historia de que un día un líder aparecería, quien reuniría a todos los Árabes. 200 años después de Agustín, alrededor del 570 E.C., Mahoma nació en Meca, Arabia Saudita. Este hombre cambiaría el curso de la historia del mundo.

A continuación es como el mundo ve a la religión del Islam fundada por el profeta Mahoma, la cual ahora tiene más de un billón de seguidores. Su más sagrada ciudad es la Meca. El Islam reclama que Abraham y Yishmael edificaron “La Casa de Dios” a un lado del pozo (Zamzam) el cual salvó la vida de Yishmael y su madre Hagar. “La Casa de Dios” original era pequeña comparada a la más nueva de 50 pies cúbicos. Es llamada “Kaaba” (La Casa de Dios). Musulmanes fieles de alrededor del mundo, rezan cinco veces al día en la dirección de este lugar “sagrado”, rezando directamente al dios de ellos que es “allah” (el nombre de un demonio muy poderoso). Supuestamente cada Musulmán tiene que hacer el peregrinaje a Meca y a la Kaaba una vez en la vida. Ellos caminan alrededor de la Kaaba buscando bendiciones, y añorando la compañía de “allah” en el supuesto paraíso de ellos. Cientos de personas mueren en estas peregrinaciones todos los años.

Al principio los visitantes traían regalos a la Kaaba y los guardias de la Kaaba eran hospitalarios con todos los que venían. Algunos traían sus ídolos, esos ídolos eran puestos en el “santuario.” Eventualmente la gente ya no tenía acceso al pozo (Zamzam) porque la tribu que lo guardaba era muy injusta. Esta gente era de Yemen y eran llamados Yurhumites. Los Yurhumites también tenían control de Meca. Finalmente la gente se levantó contra los Yurhumites para echarlos de allí. Pero mientras los Yurhumites se iban, ellos echaron parte de los tesoros de la Kaaba, las ofrendas de los peregrinos, en el pozo (Zamzam) y lo llenaron con arena y el pozo desapareció. Una tribu llamada Khuzaites tomó las riendas, pero ellos permitieron al dios Moabita, “Uval,” que fuera puesto en la Kaaba y continuaron en idolatría.

Los Khuzaites fueron reemplazados por los Quraysh, una poderosa tribu de Árabes descendientes de Yishmael. Allí se levantó en Meca un hombre que fue respetado por los Quraysh, a pesar de que él era de la tribu Harim. Su nombre era Adb Al-Muttalib, él fue el abuelo del profeta Mahoma.

A Adb Al-Muttalib le fue dada visiones diciéndole dónde encontrar el pozo. Un espíritu le dijo que buscara sangre, estiércol, y un nido de hormigas y pájaros picoteando. El encontró las pistas entre dos ídolos donde los Quraysh hacían sus sacrificios. El cavó y encontró el pozo y los tesoros, y se convirtió en el héroe de Meca.

Adb Al-Muttalib oró a su dios. Si este dios lo bendecía con diez hijos, él sacrificaría a uno de ellos a él en la Kaaba. Al transcurso de los años sus oraciones fueron respondidas. Su hijo menor era su favorito, un hermoso joven llamado Adb Allah. Ahora era el momento de cumplir su voto a su dios. Uno de sus hijos tenía que ser sacrificado. En la Kaaba delante del dios Moabita, “Uval,” flechas eran usadas en la ceremonia de adivinación. La suerte cayó sobre su hijo menor. La madre de Adb Allah, junto con otros, se opuso a él. Sus hijos le rogaron que dejara que su hermano viviera. El visitó a una adivina para que lo aconsejara. Ella consultó con el espíritu familiar, y ella le dijo a Adb Al-Muttalib que de nuevo echara suertes para ver si su dios aceptaría el sacrificio de camellos en lugar de su hijo. 100 camellos fueron sacrificados, y a Adb Allah le fue perdonada la vida. El fue el padre de Mahoma.

Los Árabes Católicos Romanos estaban forzando la idea de buscar un profeta Árabe. ¿Quién, sino un profeta podría eliminar la adoración a falsos dioses de los Árabes? Allí en la Kaaba aun había una estatua de la virgen María y su hijo.

Adb Allah se casó con Aminah en 569 E.C. El tuvo que viajar con la caravana para comerciar, pero en el viaje se enfermó y murió. Aminah estaba preñada de con su hijo. La tradición Árabe dice que ella oyó una voz que le decía: “Tú llevas en el vientre al señor de su pueblo; y cuando nazca dirás: ‘Yo lo pongo bajo la protección de él, del mal de todos los que envidian’; entonces lo llamas Mahoma.”
Cuando el niño nació, su abuelo, Adb Al-Muttalib, llevó al pequeño Mahoma al Kaaba y oró una oración de gracias a su hijo muerto, Allah, por este regalo.

Los hijos nacidos a prominentes familias Árabes en lugares como Meca eran enviados al desierto para ser criados, y pasar cierto tiempo de su niñez con tribus Beduinas para entrenarlos y para evitar las plagas de la ciudad. La familia pobre que tomó a Mahoma para criarlo, fue grandemente bendecida en muchas formas.

El Islam enseña que cuando Mahoma era un pequeño niño, dos hombres vestidos de blanco se le aparecieron y lo acostaron, abrieron su pecho y sacaron su corazón, quitaron de él un coágulo negro el cual echaron fuera. Entonces lavaron su corazón con nieve. Después no había marca en su pecho, pero había una pequeña marca ovalada en su espalda que había estado allí desde el nacimiento.
Años después él pudo describir el evento mucho mejor, y después Mahoma hizo esta afirmación increíble: “satán toca a todos los hijos de Adam el día que su madre los pare, salvo por María y su hijo. ¿Por qué Mahoma estaría hablando de una enseñanza Católica Romana? Porque Mahoma fue entrenado por los Jesuitas de Roma, quienes escribieron el Corán.

La madre de Mahoma, Aminah, murió cuando él tenía seis años de edad, dejándolo huérfano. Entonces su abuelo, Abd Al-Muttalib lo cuidó. Pero dos años después, su abuelo murió. Estos fueron dos grandes tristezas en su vida. Cuando Mahoma tenía nueve años, él estaba con su tío en una caravana. Un Monje Católico Romano vio al niño y le cuestionó. Entonces él pidió ver la marca en su espalda. El exclamó: “es el sello de un profeta.” El advirtió al tío de Mahoma que llevara al hijo de su hermano de regreso a su país y lo cuidara de los Judíos, porque si ellos lo fueran a ver y supieran de él lo que el monje sabía, ellos echarán maldiciones sobre él. Y le dijo que grandes cosas habían sido destinadas para el hijo de su hermano, a saber, Mahoma. Ya desde esta época los Jesuitas se acercaban y lo entrenaban. El monje Católico Romano había encendido las llamas para futuras persecuciones Judías a las manos de los seguidores de Mahoma.

Mahoma tenía 25 años de edad cuando él se casó con una viuda rica, Khadijah. Ella tenía alrededor de 40 años en ese tiempo. Mahoma y Khadijah tuvieron dos hijos, los cuales murieron jóvenes, y cuatro hijas. La más Famosa fue Fátima quien se casó con el sucesor de Mahoma, su primo, Alí. (Como así reconocido por la rama Shiah del Islam). Alrededor del año 610 E.C. Mahoma reclamó que él había tenido una visión de Allah (recuerden que Allah era el nombre de su padre) de un ser majestuoso que él llamó el ángel Gabriel, quien le dijo que él era el mensajero de Allah. Esto comenzó la carrera de Mahoma como profeta de Allah. De tiempo en tiempo, Mahoma continuó recibiendo mensajes hasta su muerte, los cuales él afirmó que eran de Allah.

Con la ayuda del primo Católico Romano de su esposa, Waraquah, el profeta Mahoma podía interpretar estos mensajes. Waraquah dijo: “En verdad Mahoma es el profeta de su pueblo.” Algunas de sus revelaciones fueron escritas en el Corán. Otros escritos de Mahoma nunca fueron publicados. En el quinto año de la misión de Mahoma, vino persecución contra sus seguidores porque ellos rehusaban adorar los ídolos del Kaaba, Mahoma envió a algunos de ellos a Abisinia. Negus, el rey Católico Romano de Abisinia, los aceptó a causa de las creencias de Mahoma en la virgen María, que eran tan cercanas a la doctrina Romana.

Mahoma reclama que una noche, mientras dormía junto a la Kaaba, él fue despertado por un ángel llamado Gabriel, quien lo condujo en un animal celestial con alas llamado “Buraq.” Cuando él se montó en la bestia ellos volaron al sitio de las ruinas del Templo Judío en Jerusalén. Mahoma dijo que en el sitio del Templo se le unieron los profetas Abraham, Moisés y Jesús y otros que oraron detrás de él. Después de la oración él se montó en “Buraq” y ascendió al cielo donde de nuevo se reunió con los profetas, y finalmente con el mismo Dios. Mahoma reclama haber recibido el credo del Islam e instrucciones para las cinco oraciones diarias de Dios en el cielo. Esta visión causó un tremendo impacto en la historia mundial en fecha posterior.

A causa de las persecuciones, Mahoma emigró hacia Medina en el 622 E.C., alrededor de 400 kilómetros al norte de Meca. De ahí él dirigió las “Razzias” (ataques sobre las caravanas procedentes de Meca). El ganó batallas menores y aquellos en Meca que se le oponían fueron asesinados. Fue en Medina que Mahoma comenzó a mostrar su hostilidad hacia los Judíos por incursionar en asentamientos Judíos. Mahoma se casó con otras mujeres por razones políticas, para formar vínculos más cercanos con los padres de parientes de las mujeres, y para fortalecer su posición.

Meca envió un ejército de 10,000 hombres para tomar a Mahoma. Ellos fracasaron. No pudieron penetrar su defensa. Después de una noche de viento y lluvia el ejército se derritió. Mahoma no quería destruir a Meca, pero sí quería ganarlos para el Islam. En el años 630 E.C. con 10,000 hombres Mahoma conquistó Meca y la Kaaba fue despojada de ídolos. Mahoma quería crear su propia religión. El necesitaba el apoyo de su poderosa tribu. El escogió a Allah, el dios-luna y el nombre de su padre cual ellos ya adoraban, a ser el dios de ellos y él se declaró a sí mismo ser su profeta. La historia prueba que en Arabia antes de Mahoma ya se adoraba al dios-luna quien estaba casado a la diosa-sol. Ella dio a luz a tres diosas que fueron Al-lat, Al-uzza y Manat. Ellas se convirtieron en ídolos y fueron adoradas por toda esa parte del mundo como “hijas de Allah.” El símbolo de la luna creciente está en todos sitios en el Islam.

Ahora bien, el Vaticano desesperadamente quería, como siempre lo ha querido, a Jerusalén, a causa de su significado religioso, pero los Judíos eran un obstáculo. Otro problema era los verdaderos Cristianos en el norte de África, que estaban predicando el evangelio. El Catolicismo Romano estaba creciendo en poder y no podía tolerar ninguna oposición. De alguna forma el Vaticano tenía que crear un arma para eliminar a ambos los Judíos y a los verdaderos creyentes Cristianos que rehusaban aceptar el Catolicismo Romano. Buscando en el norte de África ellos vieron una multitud de Árabes como fuente de recursos humanos para hacer su trabajo sucio.

Un número de Árabes se había convertido al Catolicismo Romano, y eran usados para reportar información a sus líderes en Roma, por medio de la mejor fuente de inteligencia en el mundo hasta los días de hoy, a saber, el confesionario Católico. Otros podían ser usados como una quinta columna (una red de espionaje clandestina) para llevar a cabo el plan maestro de Roma para controlar las grandes multitudes Árabes que habían completamente rechazado el Catolicismo Romano.

Cuando “San” Agustín apareció en la escena, él sabía lo que estaba sucediendo, Agustín era un hombre muy poderoso e influyente con su pequeño ejército de seguidores. Sus monasterios sirvieron como base para buscar y destruir manuscritos bíblicos pertenecientes a los verdaderos Cristianos. Agustín fue hecho “santo” por servir fielmente a su “madre iglesia.” El Vaticano quería crear un mesías para los Árabes, un hombre con “carisma” a quien ellos pudieran entrenar, y eventualmente unir a todos los Árabes no-Católicos detrás de él, creando un brazo poderoso que en última instancia capturara Jerusalén para el Papa.
Bajo instrucciones del Vaticano el Cardenal Bea, le contó la historia al Dr. Alberto Rivera:

“Una rica mujer Árabe, quien era una fiel seguidora del Papa, jugó una tremenda parte en este drama. Ella era una viuda llamada Khadijah. Ella había entregado sus riquezas a la “madre iglesia” y se había retirado a un convento. Mientras estaba allí le fue dada una extraña tarea, y enviada de regreso al mundo. Su tarea fue encontrar un joven brillante quien podría ser usado por el Vaticano para crear una nueva religión y convertirse en mesías para los hijos de Yishsmael. Pronto ella encontró a Mahoma, y ellos se casaron. Khadijah tenía un primo llamado Waraquah, quien, como ella, era un muy fiel Católico Romano. El tenía una tremenda influencia en Mahoma. El Vaticano lo había puesto en un lugar crítico como consejero de Mahoma. Roma había encontrado a su hombre, y el dinero no era una objeción. Maestros fueron enviados al joven Mahoma, y él pasó por un entrenamiento intensivo. Mahoma devoró las obras de “San” Agustín bajo las enseñanzas de Waraquah y se convirtió en devota de su obra. Esto lo estaba preparando para el “Gran Llamado.”

“El diablo estaba determinado en bloquear las enseñanzas de la Escritura a los Árabes, hijos de Ismael. Usando al Vaticano, ha satán les cerró la puerta por siglos, hasta el presente, de oír sobre las Buenas Noticias de Salvación. Bajo órdenes del Vaticano los Católicos Romanos comenzaron a difundir la historia del “gran profeta” quien estaba a punto de levantarse entre el pueblo de los Yishmaelim y sería el escogido de su dios. Mientras a Mahoma se le estaba enseñando, se le fue inculcado que los Judíos eran sus enemigos. También se le dijo que los Católicos Romanos eran los únicos verdaderos Cristianos y que otros que se hacían llamar Cristianos eran realmente impostores malvados e hijos del diablo y tenían que ser destruidos.

Esta enseñanza satánica es creída hoy en las mentes de los musulmanes, y esto destruye el esfuerzo de llegar a ellos con el evangelio. Cuando Mahoma comenzó a recibir “revelaciones divinas” en una cueva en el monte Hira, no lejos de las afueras de Meca, Waraquah profundamente se envolvió en interpretar las visiones dadas a Mahoma. Y eventualmente, de esta cueva, salió el libro “santo del Islam” llamado el Corán, el cual contiene mucho de los escritos de Mahoma.

Interesantemente, los Musulmanes recibieron protección de los reyes Católicos a causa de las revelaciones de Mahoma referentes a la virgen María. Pero aún hay obras de Mahoma que no han sido publicadas y están en las manos de los altos hombres “santos” (Ayatolas) en la fe Islámica. Estos escritos están guardados secretamente porque contienen información que vincula al Vaticano con la creación del Islam. Ambas partes tienen mucha información de cada cual que si es expuesta, crearía tal escándalo, que sería un desastre mayor para ambas religiones.

Ya para el momento que Mahoma murió, la religión del Islam estaba difundiéndose ampliamente. Las tribus nómadas Árabes estaban uniendo fuerzas en el nombre de “Allah” y su profeta Mahoma. El Papa se movió rápidamente y decretó bulas otorgando a los generales Árabes permiso para invadir y conquistar las naciones del norte de África. El Vaticano ayudó a financiar la edificación de estos masivos ejércitos Islámicos por tres favores especiales: 1) Eliminar a los Judíos y Cristianos, cuales son llamados infieles. 2) Proteger a los monjes Agustinos y a los Católicos Romanos. 3) Conquistar Jerusalén para “su santidad” en el vaticano.

Al tiempo, el poder del Islam se tornó en tremendo, los Judíos y Cristianos fueron asesinados, y Jerusalén cayó en sus manos. Muy interesante que los Católicos Romanos nunca fueron atacados, ni sus santuarios, durante este tiempo. Llegó el momento del pago, el Vaticano pidió Jerusalén. Pero los generales Árabes sentían la euforia en todos los lugares que ellos iban. Ellos sentían que nada podría ponerse en su camino. Los planes cuidadosamente planeados por el Papa comenzaron a fracasar, y después se derrumbaron ante sus propios ojos.

Bajo la dirección de Waraquah y de los Jesuitas de Roma, Mahoma había escrito el Corán, la gran mentira, sacada de un tergiversado Tanaj, donde Abraham ofreció a Yishmael como sacrificio en vez de Yitzjak. Como resultado, y la visión de Mahoma, los fieles Musulmanes edificaron la Mezquita “El Domo de la Roca” en honor a Yishmael, en el sitio del Templo Hebreo que había sido destruido en el año 70 E.C., haciendo de Jerusalén el segundo lugar más sagrado de la fe Islámica. ¿Cómo iban a dar este santuario sagrado al Papa sin causar una revuelta? El Papa se dio cuenta que lo que él había creado estaba fuera de control cuando él se enteró que los Musulmanes estaban llamando a “su santidad” un infiel.

Los generales Musulmanes estaban determinados en conquistar el mundo para “Allah”, así que ellos volvieron sus ojos hacia Europa. Los embajadores Islámicos se acercaron a “su santidad” en el Vaticano y pidieron bulas Papales que les dieran permiso para atacar los países Europeos. El Vaticano estaba indignado, la guerra era inevitable.

El Poder Temporal y el control del mundo eran considerados los derechos básicos del Papa. El no lo pensaría en compartirlos con lo que él consideraba paganos. El Papa levantó sus ejércitos y los llamó cruzadas para detener a los hijos de Yishmael de agarrar a la Católica Europa. Las guerras continuaron por siglos y Jerusalén se escapó del puño del Papa. Turquía cayó, España y Portugal fueron invadidos por los ejércitos Islámicos. En Portugal, ellos llamaron a una aldea en una montaña “Fátima” en honor a la hija de Mahoma. Años después, cuando los Musulmanes estaban en las islas de Cerdeña y Córcega para invadir a Italia, hubo un gran problema. Ellos no eran lo suficientemente fuertes y no tenían las suficientes provisiones. Los generales Islámicos comprendieron que se habían extendido mucho, y entonces, era hora para concordar la paz. Uno de los negociadores fue Francisco de Asís.

Ellos firmaron un Concordato con Roma donde a los Musulmanes se les permitió ocupar Turquía y los Católicos fueron permitidos ocupar el Líbano en el mundo Árabe. Fue acordado también que los Musulmanes podían edificar Mezquitas en los países Católicos sin interferencia, siempre y cuando el Catolicismo Romano pudiera florecer en los países Musulmanes.

El Vaticano ingenió una campaña de odio entre los países Musulmanes y los Judíos. Antes de esto, ellos coexistieron pacíficamente. Y hasta el día de hoy el Vaticano es el instigador y jefe de los Musulmanes y del terrorista Yaser Arafat con su campaña de odio en contra del pueblo Hebreo.

Con la Meca y el Vaticano en paz, la vieja ramera de Revelación 17 y 18 ocupó a los Jesuitas de nuevo para conspirar e incubar intrigas para tratar de controlar en Islam.

En 1910 Portugal se estaba tornando Socialista. Banderas rojas estaban apareciendo. La Iglesia Católica Romana estaba enfrentada a un problema mayor aquí. Era el tiempo maduro para que la mentira de la virgen María apareciera otra vez. Pero tenía que haber otros beneficios además de tener a Portugal en su puño de hierro. Los Jesuitas querían a Rusia envuelta en esto, y la localidad de esta nueva visión fue Fátima en Portugal, esto podría jugar una parte clave en atraer al Islam a la “madre iglesia.” En 1917 la virgen hizo su nueva aparición orquestada en Fátima. La producción de la “madre de dios” fue un éxito rotundo. Como resultado los Socialistas de Portugal sufrieron una derrota mayor. Y los Católicos Romanos en todo el mundo comenzaron a rezar para la conversión de Rusia. Los Jesuitas inventaron las “novenas” a Fátima las cuales ellos empleaban por todo el norte de África, difundiendo las buenas relaciones públicas ante el mundo Musulmán. Por supuesto, los Árabes creían que ellos estaban honrando a la hija de Mahoma, y eso es precisamente es lo que los Jesuitas querían que ellos creyeran.

Como resultado de la visión de Fátima, el Papa Pío XII ordenó a su ejército Nazi a aplastar a Rusia y a su religión Ortodoxa, y a convertir a Rusia a Católica Romana.

La visión de Fátima no se desvaneció. Pocos años después que él perdió en la Segunda Guerra Mundial, el Papa Pío XII asombró al mundo con su chanchullo de la visión del sol bailando de un lado para otro para mantener a Fátima en los periódicos. Fue un gran show religioso, y todo el mundo se lo tragó. No es de sorprender que el Papa Pío XII (el Papa De Hitler) fue el único que vio esta visión.

De todo esto un grupo de seguidores había crecido lo que llamaron “El Ejército Azul” en todo el mundo, que comprendían millones de Católicos Romanos listos a morir por la “bendita virgen.” ¡Pero aún no hemos visto nada! Los Jesuitas tienen a su “virgen María” programada para aparecer unas cuantas veces más, para entonces confundir al mundo entero, ha satán vistiéndose de ángel de luz. Ellos han programado cuatro o cinco apariciones en China, unas cuantas en Rusia, y algunas realmente grandes apariciones en Estados Unidos. ¡Y la gente se lo va a tragar todo!

¿Qué tiene esto que ver con el Islam? Vamos a ver lo que el difunto obispo Sheen tiene que decir al respecto. “La aparición de “nuestra señora” en Fátima marcó el punto decisivo en la historia del mundo de los 347,000,000 (cifra de hace unos años, ahora es mucho más) Musulmanes, la más difícil de todas las religiones para convertir al Catolicismo Romano.”

“Los Musulmanes ocuparon a Portugal por siglos y han dejado sus huellas. Después de la muerte de su hija, Fátima, Mahoma escribió de ella, ‘es la más santa de todas las mujeres en el paraíso, después de María.’ El Obispo Sheen creyó que la “virgen María escogió ser conocida como “nuestra señora de Fátima” como señal y promesa que los Musulmanes que crean en ella vendrán al Catolicismo Romano. El señaló que en los peregrinajes de la estatua de Fátima fue entusiásticamente recibida por Musulmanes en el norte de África, India y en otros lugares y que muchos Musulmanes ahora están llegando a la iglesia Católica Romana. Como director de la Propagación de la Fe, el obispo Sheen habló con autoridad.”

En la segunda mitad del siglo 19, España estaba atravesando convulsiones políticas. Su monarquía Católica Romana estaba tambaleándose y la reina fue destronada en 1868. España se convirtió en una República, lo cual sólo duró por dos años. Entonces la monarquía fue restaurada hasta 1923, cerca de cinco presidentes vinieron y se fueron. Los Católicos Romanos Españoles estaban mostrando su desprecio por el poder del Vaticano (nunca soñando lo que estaba almacenado para ellos). Ellos impusieron impuestos sobre las propiedades de la iglesia y removieron a los curas y monjas de los colegios públicos. El Papa estaba indignado, los Españoles se estaban oponiendo al plan del Vaticano de alinearse al Fascismo, y tenían que hacer un ejemplo de ellos. El Papa decidió destruirlos y llamarlo “una cruzada en contra del comunismo.” A pesar que algunos de los presidentes habían sido enseñados por Jesuitas, ellos se oponían al poder del Vaticano, pero cayeron en las manos del Papa.

Los líderes Islámicos fueron contactados. Ellos tenían una deuda con el Vaticano por traicionar a Roma en Jerusalén. Cuando ellos firmaron un concordato, habían jurado ayudar al Papa cuando fuera necesario, aun levantar un ejército si él así lo indicaba. ¡Ahora era el momento! Los Jesuitas habían hecho su trabajo y los pobres Españoles ahora tenían que sufrir. Por medio de negociaciones secretas, un inmenso ejército Árabe fue levantado bajo las órdenes del General Francisco Franco. El Vaticano financió esta máquina de guerra para dar a los Españoles una lección. En 1936 la nueva Inquisición española explotó. Fue llamada la Guerra Civil Española, secretamente orquestada desde el Vaticano. Para mantener al mundo de conocer la verdad en las noticias fue divulgado que el Vaticano estaba peleando una “guerra santa” en contra el Comunismo. En realidad sólo había un puñado de Comunistas en España. La institución Católica Romana había ordenado un baño de sangre sobre sus propios seguidores.

Bajo la bandera del Vaticano, las fuerzas Musulmanas invadieron las Islas Canarias y después atacaron el sur de España. ¡Los Españoles quedaron perplejos con asombro según el Cardenal Pedro Segura guió el ejército Musulmán a asesinar fieles Católicos Romanos, hombres, mujeres y niños, sin misericordia alguna! Las tropas Musulmanas al fin estaban tomando venganza, y esto, con la bendición del Papa de Roma.

Cuando esta Inquisición realizó sus metas, España estaba en ruinas, sangrando y derrotada, de regreso en las manos del Vaticano. Y el Vaticano se jactaba: “¡Hemos liberado a España del Comunismo! ¡Gracias a la “bendita virgen”! Cerca de cuatro millones de tropas Musulmanas ocuparon España como protectores de la fe Católica Romana. ¡El Islam había pagado su deuda a la Gran Ramera sentada en el Vaticano!

¿LE PUEDE EXTRAÑAR A ALGUIEN QUE EL PAPA DE ROMA SIGA UTILIZANDO A LOS MUSULMANES PARA ASESINAR JUDÍOS EN ISRAEL?

(Fin de sus declaraciones)

Si usted todavía no ve la conexión del cristianismo de Roma con el Islam, revise las siguientes fuentes:

Porque Mahoma fue entrenado por los Jesuitas de Roma, quienes escribieron el Coran? Cuando vivia Mahoma entre los siglos VI y VII, no existian los Jesuitas. Esa orden fue fundada recien mas de 900 años despues, el 15 de agosto de 1534, entre otros por Ignacio de Loyola. Gracias por poder participar. http://www.laguia2000.com/el-mundo/los-jesuitas?hc_location=ufi

Mahoma recibio influencias entre otros de los monjes Nestorianos, quienes no eran catolicos romanos.http://antesdelfin.com/islaminfluencias.html?hc_location=ufi

Iglesia Asiria de Oriente Iglesia Asiria de Oriente http://es.m.wikipedia.org/wiki/Iglesia_asiria_del_Oriente

Nestorianos http://www.iglesiapueblonuevo.es/index.php?codigo=enc_nestorianos&hc_location=ufi

Las influencias recibidas de Mahoma http://elescriturario.blogspot.in/2009/09/origen-judeo-cristiano-gnostico-del.html?m=1

Fue la Iglesia Nestoriana la que ejercio la mas significativa influencia sobre el Islam http://www.answering-islam.org/Index/N/nestorians.html

Vasiliev – Historia de Bizancio http://www.cristoraul.com/SPANISH/sala-de-lectura/Bizancio-Vasiliev/4/4-siglo-VIII.html

Años despues, cuando los musulmanes estaban en las islas de Cerdeña y Corcega para invadir Italia, hubo un gran problema. Ellos no eran lo suficientemente fuertes y no tenian las suficientes provisiones. Los generales islamicos comprendieron que se habian extendido mucho, y entonces, era hora para concordar la paz. Uno de los negociadores fue Francisco de Asis? Los arabes dominaron Corcega y Cerdeña en el siglo VIII. Ocuparon Cerdeña entre el 710 y el 778. Luego fueron expulsados por una rebelion popular. Una nueva y ultima intentona de conquista arabe fracaso en 821. Sin embargo Francisco de Asis vivio entre 1182 y 1226. http://es.wikipedia.org/wiki/Historia_de_Cerdeña

Características y etapas de la expansión islámica http://enciclopedia.us.es/index.php/Características_y_etapas_de_la_expansión_islámica

Sitio de Constantinopla http://es.wikipedia.org/wiki/Sitio_de_Constantinopla

Causas de las conquistas arabes en el siglo VII. http://www.cristoraul.com/SPANISH/sala-de-lectura/Bizancio-Vasiliev/4/3-conquistasarabes-Siglo-VII.html

Los árabes. Mahoma y el Islam http://www.cristoraul.com/SPANISH/sala-de-lectura/Bizancio-Vasiliev/4/2-Mahoma.html

Guerras árabo-bizantinas https://m.facebook.com/MInisterioAsiDiceLaBiblia/posts/512094145557079?__mref=message_bubble

EL ISLAM: ¿RELIGIÓN DE GUERRA O DE PAZ?

10922389_789780214428044_4985947202961582178_o
No cabe duda que el Medio Oriente es actualmente la zona geográfica más peligrosa del mundo, pues las guerras que se están llevando a cabo ahí pueden desatar en cualquier momento un conflicto internacional de proporciones catastróficas.
Consideremos los siguientes eventos que han llenado los encabezados de los principales periódicos del mundo y de todos los medios de comunicación internacional:

-Hace cuatro años la famosa Primavera Árabe comenzó a cambiar radicalmente el Medio Oriente.
Varios gobiernos árabes fueron derrocados por un aparente movimiento de una nueva democracia populista y progresiva que solo resultó en un gran derramamiento de sangre y que se propagó por toda esta región.

-La guerra civil de Siria que surgió de esta Primavera Árabe ha causado hasta este año (2015) más de 200 mil muertos, donde varios grupos continúan tratando de derrocar el gobierno del presidente Bashar al-Assad.
Esta guerra ha causado también varios millones de refugiados que han huido hacia el Líbano, Jordania, Turquía e Irak.

-Detrás de todo este escenario, la nación de Irán continúa determinada en seguir construyendo su bomba atómica que pueda destruir a la nación de Israel muy pronto.
Las negociaciones y sanciones de algunas naciones para detener este proyecto diabólico han resultado en vano.
Posiblemente las fronteras de Siria e Irak desaparezcan pronto para formar un solo Estado Islámico.

-El grupo terrorista de ISIS (Estado Islámico) dirigido por un hombre llamado Abu Bakr al-Baghdadi y quien se ha declarado el nuevo ¨califa¨ (heredero de Mahoma), anhela derrocar también los gobiernos de Arabia Saudita y Jordania para hacer del Medio Oriente un nuevo dominio del califato.
En su ambición por conquistar todo el Medio Oriente ha masacrado a miles de civiles por el solo hecho de no querer unirse a los musulmanes ¨sunnies¨.
De la misma manera han decapitado a periodistas extranjeros, asesinado a miles de mujeres y de niños de la manera más cruel y sanguinaria posible.

Este hombre sanguinario dijo en uno de sus discursos al anunciar el resurgimiento del califato:
¨ ¡Corran, oh, musulmanes a su Nuevo Estado islámico, pues conquistaremos Roma y el mundo entero!¨.
Pero, ¿por qué quieren también conquistar Roma? Porque Roma es la base del catolicismo romano, el cual es visto como un enemigo mortal para el Islam y además, porque fue el catolicismo romano junto varias naciones europeas quienes lanzaron el ejército de los ¨cruzados¨ para pelear contra el Islam y sacarlos del Medio Oriente.

Si podemos analizar cuidadosamente todos estos eventos podemos percibir inmediatamente un factor común denominador que resalta de todos estos últimos conflictos terroristas en el mundo: el Islam.
Todos los grupos terroristas, como Al Qaeda, la Hermandad Musulmana, Hezbolá, el Talibán, el Jihad islámico y Hamas profesan el resurgimiento del califato.
Y todos estos conflictos en el Medio Oriente surgen de las enseñanzas del libro sagrado del Islam: el Corán, que consta de 114 capítulos llamados ¨sutras¨ (versículos o versos).
Veamos algunos ejemplos del llamado a la guerra santa (jihad) que hace el Corán y de la destrucción de los infieles (cristianos, judíos y todo el que no acepte su religión):
¨Peleemos en contra de ellos hasta acabar con la idolatría y la religión de Ala reine supremamente¨ (Sutra 2:193).
¨Cuando terminen los meses sagrados maten a los idólatras dondequiera que los encuentren, arréstenlos y tiéndales una emboscada dondequiera que estén¨ (Sutra 9:5).
¨A los fieles que han huido de sus casas por causa de Alá y mueran como mártires, se les asegurará una provisión segura en el paraíso y donde Alá les dará la bienvenida¨ (Sutra 22:58).

Aquí es importante notar que en el pensamiento islámico se enseña que en el paraíso estarán 72 vírgenes esperando a todos los mártires (los que murieron en ataques terroristas con autobombas), las cuáles serán sus compañeras personales para siempre.
Sin embargo, es notorio que también existen declaraciones pacifistas en el Corán, como:
¨Cualquiera que mate a un ser humano, excepto como castigo por asesinato, será considerado como haber asesinado a toda la raza humana¨ (Sutra 5:32).

Ahora podríamos preguntarnos, ¿por qué esta confusión de declaraciones tan contradictorias en el Corán?
¿Es realmente el Islam una religión de paz o de guerra?
La respuesta es la siguiente: en contraste con la Biblia, el Corán no está organizado histórica, ni cronológica ni temáticamente.
Su organización está basada en el largo de sus versos (sutras) hacia los más cortos, sin importar el contenido o el tiempo.
Así pues, cuando hay ¨sutras¨ (versos) en conflicto nadie puede asegurar qué ¨sutras¨ fueron escritas antes o después.

Estas inherentes contradicciones han llevado a la ¨abrogación¨ de la doctrina musulmana, o sea, que algunas ¨sutras¨ fueron abrogadas o nulificadas antes por otras ¨sutras¨ posteriores, en otras palabras, versículos antiguos fueron corregidos por versículos más nuevos.
Esta doctrina está basada en dos ¨sutras¨ que los musulmanes creen que Alá los inspiró para ser incluidos en el Corán:
¨Si abrogamos (nulificamos) un verso o que cause ser olvidado, lo reemplazaremos por otro mejor u otro similar, pues, ¿sabías que Alá tiene el poder sobre todas las cosas?¨ (Sutra 2:106).
¨Cuando cambiemos un verso por otro, Alá sabe porque lo hace¨ (Sutra 16:101).

Los expertos islámicos en el Corán están muy conscientes de estas enseñanzas, pero raramente las discuten abiertamente por sus implicaciones inescapables y contradictorias que……Alá, lejos de ser una deidad omnisciente y todo poderoso, cambia su mente en lo que supuestamente le fue revelado a Mahoma al principio.
Así pues, los versos del Corán que declaran la guerra, fueron escritos en los años tempranos de Mahoma cuando tenía pocos seguidores y los cuales no querían antagonizar a sus enemigos que eran más poderosos que ellos.
Pero cuando Mahoma adquirió más poder y prestigio, fueron escritos los últimos versos del Corán, los cuales declaran violencia, guerras, asesinatos, violencia, intimidación y muerte en gran escala a todos los que no acepten la ley ¨sharia¨.
¡Y esto es precisamente lo que estamos viendo actualmente en el mundo a nuestro alrededor!

¿Cómo acabará este conflicto en el Medio Oriente?
¿Podrán los musulmanes volver a hacer resurgir el califato (poder musulmán) que perdieron a principios del siglo XX?
¿Podrá el último dictador mundial llamado el Anticristo provenir de las filas de los musulmanes?
¿Se convertirá Europa en un continente musulmán en los próximos 15 años?
Todas estas respuestas las podremos contestar en nuestro próximo artículo, ¡estén pendientes!

El Antisemitismo debajo de la cama

Cuando era pequeña, siempre pensé que debajo de mi cama había un monstruo, hacia lo posible porque mi pie siempre estuviera cubierto por una cobija, aunque en Cali y viviendo en el primer piso de mi casa de infancia sentía que era un sauna! Aguanté el calor para salvaguardar mi vida de alguna criatura maligna que pudiera habitar debajo de mi cama… Pasados varios años, hice un pacto de no agresión con el monstruo que habitaba debajo de mi cama en mi apartamento. Bueno, creo que no soy la única persona que lo hace…

Ahora me pregunto, ¿Por qué nunca lo enfrenté? Por qué nunca me bajé de la cama para ver que había ahí que me producía tanto terror? Viví en angustia permanente la mitad de mi vida por causa de una idea absurda de mi realidad! Hoy compruebo de manera científica que nada habita debajo de mi cama mas que mis chanclas o mi gato cuando de aburre de dormir conmigo en la noche.

Cómo quisiera que debajo de la cama del panorama mundial no exista ningún monstruo, pero no es así… Cuando veo que resucita el monstruo del Antisemitismo en el mundo, cuando se pone de moda el conflicto  árabe-israelí, recuerdo esa fantasía malvada que habita en la mente de muchos, el monstruo que habita debajo de nuestras camas, pero ¿Por qué no enfrentamos a ese monstruo antisemita que si es real?

Así como concluí años atrás: “Si vivía ese terror debajo de la cama es porque se esconde, si está debajo mio es porque solo puede atacarme si me pongo en su nivel”, es porque es algo inferior que solo se alimenta de mi temor. De igual manera el antisemitismo, aunque es fuerte, no es mas fuerte que nosotros; aflora en la actualidad como una gran monstruo despertado por los medios y la manipulación sobre los incautos como una ficha de dominó, pero no podrá ser mas grande que el deseo de existir de un pueblo que ha sido perseguido en sus seis mil años de historia, pues aunque cohabite el antisemitismo con nosotros en el mundo, debemos luchar con lo mas valioso que poseemos, la historia. Siempre digo: “En política el pasado no perdona”, ahora en la historia de los exterminios tampoco, no podemos olvidar el antisemitismo en el mundo, siempre aflora en lugares donde se olvida la historia, gran error que alimenta la ignorancia y las mismas guerras.

Cuando veo este video de palestinos  atacando  a un militar estadounidense, a un infante de marina que sostiene una bandera de Estados Unidos y otra de Israel, siendo atacado afuera de la Casa Blanca de Estados Unidos,   me indigna ver que es empujado,  pateado y escupido por palestinos y pro-palestinos que representan el terrorismo yihadista de Hamas, el odio, la ingratitud y el sentimiento anti-estadounidense y anti-semitismo en todo el mundo…. mientras la multitud grita “Allahu-Akbar” (Allah es grande) y “takfir” (infiel) en la misma nariz del presidente Barack Hussein Obama II, en frente de la Casa Blanca! Concluyo: Si en Estados Unidos esto no significa nada, no veo que le espera al resto del mundo.

A mi sorpresa, las críticas hacia Israel son difundidas por pseudo-geopolíticos, ahora todos los antisionistas se creen expertos en historia y geopolítica, pero pregúntenles por los conflictos de otros países como Ucrania y Rusia, por Nigeria, Irak, Siria, Iran, donde se capita a todo aquel que no esté de acuerdo con la Sharia, asombra como gente tan intelectual termina posando de experta hablando de algo que no conoce, basta echar un vistazo a las fuentes históricas y ver como un velo de ignorancia ha cubierto sus ojos.

El periodismo actual de muchos diarios es ajustado a lo que mas venda, a lo que alimenta el hambre del odio natural en el corazón humano, un odio hacia Israel de antaño que corrompió a todos los imperios, tal fue el caso de los imperios Egipcio, Babilónico, Asirio, Persa, Romano… Y los menos antiguos regímenes como el comunista en Rusia, la Inquisición Española, el  Nazismo… Y otras campañas de exterminio como Las Cruzadas, y el mas reciente sentir antisionista divulgados por países árabes.

Raya en lo cómico publicaciones de personalidades aparentemente muy estudiadas como las del Alcalde de Bogotá en la que pone una analogía del conflicto árabe-israelí al compararlo con un hecho desastroso cuando Israel era ocupado por romanos en el siglo I, le echo yo la culpa al desconocimiento de hechos históricos que son un ancla hacia la desfachatez total de la locura antisemítica, culpo yo a su madre por no enseñarle que Herodes no era judío cuando hacia su pesebre navideño todos los 7 de diciembre en su casa, no le enseñaron que Herodes fue un impostor, al auto proclamarse rey de los judíos sin tener linaje davídico, pues al ser edomita, descendiente de Esaú y no de Jacob y David, su linaje no era digno del trono. El desconocimiento que aumenta el odio hacia los judíos es uno de los miles de casos que por ser difundidos por “intelectuales” pasan a formar las listas de las “verdades irrefutables” de nuestra sociedad.

 Tristemente vemos que los que odian a Israel, inevitablemente están del lado de las banderas yihadistas de Hamas, sorprende como ninguno de estos pro-palestinos haya leído la Carta Fundacional de Hamas, en la que expresa la razón de su existencia, cuyo objetivo es exterminar a los judíos, de acabar con Israel para fundar un estado islámico llamado Palestina. Es inaudito como la base de su movimiento es un documento que ha sido hallado como falso desde muchos años atrás como lo es el documento de los Protocolos de los Sabios de Sion, el cual provocó miles de judíos muertos en Rusia, que no prosperó en Estados Unidos, ni en Inglaterra, pero si en las bases del Nazismo. El mundo lamentó el Holocaustro en Europa, pero ahora lo alimenta difundiendo estas fantasías salidas de alguna película medieval, una conspiración judía que gobernará al mundo y que -según ellos- se demuestra con el éxito de los judíos en los negocios, ha enceguecido a muchos mas que el glaucoma… Pero es que acaso nadie ve el dominio del petróleo árabe o en manos del socialismo? Nadie sabe que hay cumbres socialistas-árabes como la Cumbre ASPA?

Una sociedad enamorada de dictaduras musulmanas totalitarias, permisiva con regímenes de izquierda, y ahora dueños de la solidaridad y la justicia, invadiendo medios, ONG de DDHH, paseandose por los pasillos de los Club de Presidentes como lo son la ONU y la OEA, cuyo propósito de fundación es contraria a sus funciones actuales. A donde vamos?

No veo a nadie protestando contra el reclutamiento de menores en los grupos islámicos como Hamas, Hezballah, ISIS, Boko Haram, Al Qaeda… No veo a nadie protestando para defender a la mujer en los países árabes, no veo un titular en los medios condenando el uso de niños adoctrinados como Escudos Humanos. Pero si veo el mundo condenando a un Ejército de Defensa (único ejército de defensa en el mundo) que usa sus armas para proteger a sus ciudadanos como lo hace el Tzahal, veo la quema de banderas de Israel en los medios y nadie se inmuta, como si exterminar naciones fuera legal.

Sorprende ver como el mundo llora la muerte de niños palestinos usados como escudos humanos, pero no veo que el mundo se lamente cuando son usados por sus mismos padres como “niños bomba”, no vieron que su solidaridad disfrazada de izquierda se ha derrumbado varias veces? La izquierda que se disfraza de Paz Mundial y Justicia Social ha olvidado la caída del muro de Berlín, olvida que no tiene retórica mas que enjugar las lágrimas de los pobres con el espíritu de Robin Hood. La izquierda que defiende las aberraciones islámicas pasó de ser supuestamente defensora de DDHH para defender perjuicios en el mundo, olvidaron que sin las Tablas de la Ley judías nunca hubiera existido DDHH, o de donde leyeron “No matarás”, “No robarás”, “No seréis usureros”, “No oprimirás al extranjero, ni al viuda, ni al huérfano”  e innumerables códigos de conducta de los cuales hoy se rigen las constituciones de todos los países? Escucho por todo lado: “Viva la libertad, viva la vida, vivan los DDHH, muerte a los judíos, boicot contra Israel…” nada mas incoherente que esto, cuando nuestra sociedad depende de la moralidad que rige al judaísmo y de los aportes científicos de ese pueblo tan odiado pero que el mundo se beneficia de el todos los días.

Concluyo finalmente  que el mundo está enfermo con una patología mental llamada Esquizofrenia (doble personalidad) y una patología ética que se llama Doble Moral que los llevó al antisemitismo.

A mis amados comunicadores les recuerdo: “Conoce primero los hechos y luego distorsiónalos cuanto quieras”. Y añado algo de un judío, Albert Einstein: “la vida es muy peligrosa. No por las personas que hacen el mal, sino por las que se sientan a ver lo que pasa”. Así que desalojen al monstruo de debajo de sus camas antes que los devoren.

La mosca en el café

Hace años llegó esta historia a mi correo, se las comparto:

Una mosca ha caído en el café…

 

El italiano arroja la taza rompiendola , e iracundo sale del lugar.

El aleman se deshace del café, cuidadosamente lava su taza, la esteriliza y se prepara una nueva taza de café.

El frances retira la mosca y se toma su café.

El chino se come la mosca, y tira el café.

El ruso se toma el café con la mosca, porque viene sin cargo adicional.

El israeli vende su café al frances, vende la mosca al chino,  vende la taza al italiano, se bebe una taza de té, y usa el dinero que ha ganado para inventar un dispósitivo que evita que las moscas caigan en el café.

El palestíno culpa al israeli por la mosca que ha caido en su café, protesta por la agresion ante la ONU, recibe un prestamo de los europeos para comprar una nueva taza de café,  usa el dinero para comprar explosivos y vuela la cafeteria donde el italiano, el frances, el chino, el aleman y el ruso intentaban explicar al israeli por que debe donar su taza de té al palestino.

 

‘El Arma Secreta’ del grupo terrorista palestino #Hamas

Hamás cuenta con la compasión judía para compensar su debilidad.

 

Mucho se ha hablado del arsenal de Hamás. Al parecer hay miles de misiles y una innumerable cantidad de túneles y depósitos de armamentos cuyo objetivo es cumplir con la meta del acta constitutiva de Hamás: destruir a Israel y asesinar a todos sus habitantes.

Sin embargo, ninguna de éstas es el arma más poderosa de Hamás.

El arma secreta de Hamás tiene una milenaria historia detrás. Su fuente es bíblica. Y tiene raíces en el primer asesinato de la historia.

La Torá nos cuenta que al comienzo de la humanidad, la rivalidad entre hermanos escaló hasta llegar al asesinato. El texto bíblico no deja en claro qué fue lo que motivó a Caín a matar a Abel. El Midrash sugiere que sintió que el mundo simplemente no era lo suficientemente grande para ambos. La coexistencia era imposible. Así que un día, Caín se precipitó sobre su hermano. Él estaba seguro que el elemento de la sorpresa le haría más fácil cumplir su cometido.

Pero eso no ocurrió.

La historia, según como aparece en la Torá, es escasa en detalles. Son los comentaristas los que, mediante su genialidad para analizar cuidadosamente el texto, le dan cuerpo a los detalles.

Y Caín se levantó contra su hermano Abel, y lo mató” (Génesis 4:8). La palabra hebrea que es traducida como “se levantó” sugiere un movimiento físico de gran significancia. Caín tuvo que levantarse porque estaba en el suelo. De acuerdo a la tradición judía, Abel era más fuerte que su hermano. Al verse atacado sin ninguna razón, Abel se defendió tan bien que prontamente tenía a su hermano bajo su control, indefensamente atrapado bajo él. Aquí debería haber terminado la historia. Pero ese fue el momento en el cuál Caín decidió usar su poderosa arma secreta.

En lo que aparenta ser un versículo sumamente desconcertante, la Torá nos dice: “Y Caín le dijo a Abel su hermano”, ¡y no completa la frase! En el medio de esta batalla, después de que su ataque fue aparentemente frustrado, Caín dice algo que altera la dinámica de la situación y que le permite finalmente lograr su nefasto plan de asesinato.

¿Qué puede haber dicho? ¿Qué motivó a Abel a dejar ir a su hermano, quien hasta entonces claramente quería matarlo? El hecho que la Torá no comparta con el lector toda esta relevante información pareciera ser algo muy poco razonable.

El arma secreta de Caín era el sentido de compasión de Abel.

Y es que la respuesta es obvia. Lo que Caín le dijo a Abel fue simplemente que ¡era su hermano! Fue un ruego por misericordia que él sabía que Abel no podría resistir. “Al igual que tú”, rogó Caín, “yo también soy un hijo de Dios. Ambos somos seres humanos que compartimos la imagen Divina. Sí, es verdad que recién intenté matarte, pero tú, con tu mayor sentido moral y con tu mayor cercanía a Dios, no puedes transformarte en culpable del mismo crimen”.

El arma secreta de Caín era el sentido de compasión de Abel. Y cuando Abel se dejó persuadir y permitió que la compasión se impusiera a la razón, sembró las semillas de su propia muerte.

La fortaleza y debilidad judía

Cuando el fuerte le permite al débil tomar la delantera a pesar de la clara intención que éste tiene de matarlo, y efectivamente muere, entonces el resultado no es simplemente asesinato, sino que también es una forma de suicidio.

Por eso la ley bíblica hizo obligatorio poner límites a la misericordia. En la ley talmúdica, quienes intentan perpetrar un asesinato pierden su derecho a la vida. Basado en Éxodo 22:1, el caso del ladrón que entra a una casa preparado para matar a sus ocupantes si fuese necesario, el Talmud declara: “Aquel que viene a matarte, levántate antes y mátalo tú a él”.

Y cuánto más verdadero es esto en el contexto de una guerra. Sí, la guerra es el infierno. Mueren inocentes y sufren los civiles. Sin embargo, la generación anterior a nosotros, quienes pelearon con éxito para salvar a la humanidad de las barbáricas metas de los Nazis, se ganaron el honor de ser llamados la “Gran generación” (nombre acuñado por el periodista Tom Brokaw para describir a la generación que peleó en la Segunda Guerra Mundial), a pesar de las desafortunadas muertes del enemigo que se requirieron para alcanzar la victoria.

Al igual que el Caín de antaño, Hamás cuenta con la bondad judía para compensar su debilidad. Ellos saben que el talón de Aquiles del pueblo judío es su incapacidad para lidiar con el dolor ajeno, incluso a expensas propias. Y por lo tanto, Hamás lanza de forma indiscriminada misiles a las ciudades israelíes, las cuales están llenas de civiles, sabiendo que la respuesta de Israel va a venir acompañada de advertencias de alejarse de mezquitas, escuelas y hogares, que son los lugares donde esconden sus armas.

Y efectivamente Hamás tiene razón. La compasión judía prácticamente no tiene límites. La piedad judía trasciende la razón.

Israel es el demonio para Hamás, excepto cuando un líder palestino o alguno de sus familiares requieren tratamiento médico urgente. En noviembre del 2013, Amal Haniyeh, la nieta del Primer Ministro de Hamás Ismail Haniyeh, estuvo en condición crítica por contraer una aguda infección en el tracto digestivo. Entonces Haniyeh envió sin titubear a la pequeña de un año a Israel para ser tratada, y el estado judío, también sin titubear, la recibió con los brazos abiertos. Similarmente, en el verano del 2012, el cuñado de Haniyeh fue llevado de urgencia a Israel para ser operado del corazón en un hospital cerca de Tel Aviv.

Setenta mil gazatíes de Khan Younis y de Deir el-Balah estaban sumidos en la completa oscuridad hace unos días luego de que un misil de Hamás que había sido disparado en contra de Israel diera con la línea eléctrica que provee electricidad a dichos lugares. Mientras seguía la lluvia de misiles, la Compañía Eléctrica de Israel envió un equipo de reparación, a pesar de que se estima que Gaza le debe a la Compañía Eléctrica cerca de 220 millones de shekels(que forman parte de la deuda palestina de 1.500 millones de shekels que debe la Autoridad Palestina). Después de todo, la gente inocente no debe sufrir.

En la historia moderna de las guerras, no hay ningún país que haya actuado con tanta preocupación por las vidas de los civiles inocentes como Israel.

En muchas ocasiones, las misiones israelíes en contra de líderes terroristas son abortadas cuando el precio de éstas incluye la muerte de civiles. El arma secreta de Hamás —saber que Israel se identifica con la respuesta de Abel ante el plan de asesinato de su hermano más débil Caín— es lo que les ha dado el coraje de rechazar cualquier acuerdo sobre un eventual cese al fuego.

En la historia moderna de las guerras, no hay ningún país que haya actuado con tanta preocupación por las vidas de los civiles inocentes como Israel. Es un atributo ejemplar. Pero al mismo tiempo, no podemos permitir que nuestra compasión se vuelva un obstáculo para luchar contra nuestro enemigo, quien está tratando de matarnos y está poniendo en peligro a vidas inocentes israelíes. Hamás conoce nuestra debilidad. Tengamos la fuerza de diferenciar entre proteger a los civiles inocentes (lo cual debemos hacer) y remover la amenaza de quienes se levantan para matarnos (lo cual también debemos hacer).

Fuente: Aishlatino.com

El hipocrita cinismo de los llamados antisionistas

La cancillería europea sigue considerando ilegal la “ocupación” de los territorios conquistados por Israel, cuando los países que conforman la Unión dibujan sus mapas con tierras ganadas a sangre y fuego, en nombre de derechos que nada tienen que ver con la autodefensa que el estado judío se vio obligado a ejercer durante décadas de guerras con sus vecinos. No hay más que recorrer uno a uno los países de nuestro entorno para reconocer que sus fronteras han sido dibujadas a golpe de espada y cañón.

El propio nombre del Reino Unido desvela su origen imperial que se extendió más allá de la geografía cercana, incluyendo territorios lejanos, como Gibraltar o las Islas Malvinas. En muchos de los países de este entorno aún se debaten los nacionalismos sojuzgados por la ocupación, desde Flandes a nuestra propia península ibérica.

Pero a nadie se le ocurre boicotear, por ejemplo, lo que Rumania produce en Transilvania (una región arrebatada a Hungría), ni (cruzando el charco) exigir la devolución de California a México. El propio presidente actual de los EEUU nació en una isla conquistada enfrentando las lanzas nativas a las armas de fuego. O, por acercarnos a nosotros mismos, ¿a quién se le ocurriría boicotear los plátanos canarios porque España realizó un genocidio definitivo con la población guanche originaria de estas islas?

El problema es sólo cuando el protagonista es Israel. Y eso es muy sospechoso. Entre otras cosas, porque durante los 18 años de ocupación militar de los territorios de Judea y Samaria por Jordania y de la franja de Gaza por Egipto (de 1949 a 1967), no hubo no ya boicot: ni tan siquiera una condena, llamamiento o pronunciamiento por parte de algún organismo internacional.  Sólo cuando Israel es quien toma las armas para defenderse de la aniquilación prometida por ejércitos invasores, entonces sí hay que poner en marcha sanciones y boicotear a la única democracia en la región.

Cuando Rusia conquistó Crimea de los turcos, cuando Francia arrebató Alsacia y Lorena a Alemania, cuando España y Portugal llegaron al continente americano o cuando Europa decidió repartirse la vecina África, los habitantes de los territorios ocupados tuvieron que amoldarse a las condiciones impuestas por sus conquistadores, nunca al revés, como se pretende ahora, cuando los habitantes de las tierras en disputa dictan las pautas y ponen condiciones previas para hablar de su propia independencia.

Todos los pueblos tienen derecho a la autodeterminación y crear un estado propio, menos los judíos (aunque lo obtengan por decisión de las Naciones Unidas). Todos los estados que conquistan territorios en guerras de defensa tienen derecho a decidir sobre el destino de esas tierras, menos Israel. Todo país tiene derecho a definirse como lo proclamen sus habitantes, menos el de aquellos que pretenden que sea un estado judío.

Algo huele mal cuando lo que se acepta a todo el mundo se le niega a una parte. En mi tierra eso se llama discriminación.

Fuente